fbpx

Un nuevo combustible diesel que ayuda a reducir las emisiones de CO₂

Volkswagen ensaya el R33 BlueDiesel que reduce en un 20% las emisiones de CO2 comparado con el diesel convencional.

El R33 BlueDiesel contiene hasta un 33% de componentes renovables, esencialmente aceites residuales y de cocina usados que se convierten parcialmente en combustible y permiten una reducción de al menos 20 % en la emisión de CO2 en comparación con el combustible diesel convencional.

Volkswagen ha estado probando el combustible R33 BlueDiesel, recientemente desarrollado, en su estación de servicio en Wolfsburg desde enero de 2018. Inicialmente fue probado por los empleados de Volkswagen. Durante un período de nueve meses, llenaron los vehículos de la empresa solo con R33 BlueDiesel.

El concepto R33 fue desarrollado conjuntamente por Volkswagen, la Universidad de Coburg y otros socios del proyecto. El proveedor actual desde enero de 2018 es Shell Global Solutions en cooperación con Tecosol y Neste, que suministran combustibles certificados según las normas europeas.

El combustible también se puede utilizar en vehículos diésel sin necesidad de convertir el motor, ya que cumple totalmente con el estándar de combustible diésel.

Tras la exitosa fase de prueba, R33 BlueDiesel ahora se está utilizando de forma permanente en las estaciones de servicio de Volkswagen en Wolfsburg, y también se ha iniciado una operación de prueba en la planta de Volkswagen en Salzgitter. Este verano, también se presentó en otros socios del proyecto, como Robert Bosch GmbH. Se planea la introducción en otros lugares.

La demanda de combustibles líquidos a partir de materiales residuales y de biocombustibles podría avanzar aceleradamente en un futuro cercano.