Virus Chapare: demuestran la transmisión entre humanos del mortal virus aislado en Bolivia

En el 2019, de cinco casos confirmados, tres resultaron fatales.

Se demostró que en el caso del brote ocurrido en Bolivia, en 2019, hubo transmisión entre humanos del virus. En el TropMed2020, científicos del Centers for Disease and Prevention (CDC) confirmaron la transmisión del virus de pacientes a trabajadores de la salud en un pequeño brote ocurrido en el 2019 en la provincia de Caranavi, Bolivia, que resultó en cinco casos confirmados, tres de los cuales fueron mortales (tasa de letalidad del 60%).

La fiebre hemorrágica del Chapare (Chapare Hemorrhagic Fever/CHHF) es una fiebre hemorrágica viral causada por la infección por el virus Chapare. Este virus pertenece a la familia de los Arenavirus, que generalmente se transmiten a las personas a través del contacto directo con roedores infectados o indirectamente a través de la orina o las heces de un roedor infectado.

Geográficamente, los únicos brotes documentados de CHHF hasta la fecha han ocurrido en las regiones de Cochabamba y Caranavi en Bolivia. Este es el segundo brote documentado de CHHF hasta la fecha. El primero ocurrió en 2003-2004 en la provincia de Chapare, Bolivia, que resultó en un caso fatal. Esta aparente ausencia de casos en muchos años hace pensar en la posibilidad de que el virus permanezca no diagnosticado en la región, confundiéndose el cuadro con el causado por otras fiebres hemorrágicas, como por ejemplo, el dengue.

Esta evidencia de transmisión de persona a persona es motivo de preocupación entre los trabajadores de la salud en la región. La persona infectada puede transmitir la enfermedad a través del contacto con los fluidos corporales o durante procedimientos médicos que pueden aerosolizar partículas, como durante las compresiones torácicas, la RCP y la intubación. Trabajar con muestras sospechosas debe realizarse utilizando los más altos estándares de bioseguridad disponibles, laboratorios de bioseguridad de nivel 4. En los Estados Unidos, el virus Chapare se clasifica como un agente selecto, es decir, un agente biológico que puede representar una amenaza grave para la salud y la seguridad públicas.

Se desconoce el reservorio de roedores del virus Chapare, si los roedores infectados tienen como hábitat el campo o incluyen viviendas o edificios. Tampoco existe información sobre la progresión de los signos y síntomas de esta enfermedad y el período de incubación.

El análisis genómico completo del virus Chapare un ensayo de reacción en cadena de polimerasa de transcripción inversa en tiempo real (rRT-PCR). Aún no se dispone de ensayos serológicos específicos para Chapare y tampoco existe tratamiento para la CHHF.

Si bien es improbable que este tipo de virus cause una pandemia, los aspectos más preocupantes de su diseminación son la alta tasa de mortalidad entre los infectados, la falta de tratamiento o vacunas y la transmisión del virus por sangre, saliva, orina o semen de los pacientes recuperados a sus contactos durante meses, aún después de que ya no tengan síntomas. Como la infección por el virus del Chapare puede producir síntomas hemorrágicos, a menudo con un desenlace fatal hasta que hayan dado negativo en la prueba, es necesario controlar a los pacientes recuperados. todo un desafío para los sistemas de salud.

Todavía hay mucho que se desconoce sobre el virus Chapare, principalmente dónde se originó, cómo infecta a los humanos y la probabilidad de brotes más grandes en Bolivia y en otras partes de América del Sur. La investigación es nuestra mejor defensa contra las amenazas disruptivas de las enfermedades infecciosas mortales. 

Más en Frontera

El rol de la vitamina D en la infección por SARS-CoV-2

Varios estudios analizan el rol que la vitamina D en la infectividad y gravedad de COVID-19.

La vacuna de Oxford y AstraZeneca llega al 90% de eficacia con media dosis inicial

Se conocen los resultados intermedios del ensayo de fase III en Reino Unido y Brasil.

La otra pandemia: diabetes

463 millones de personas viven con diabetes en el mundo, cifra que va en aumento.