fbpx

Una raza de abejas melíferas resiste al ácaro destructor Varroa y la transmisión viral asociada

La cría selectiva de esta raza permite aumentar al doble la supervivencia de la colonia

Una nueva raza de abejas melíferas proporcionaría un gran avance en la lucha mundial contra el ácaro parásito Varroa. El ácaro invasivo, que se ha extendido a todos los continentes excepto Australia y la Antártida, ha sido la principal amenaza para las abejas melíferas desde su expansión inicial hace 50 años.

En el estudio, realizado por las universidades de Luisiana y Exeter, y el Agricultural Research Service del US Department of Agriculture de los Estados Unidos (USDA), las abejas “Pol-line”, criadas para resistir al ácaro en un programa de reproducción de 20 años, fueron probadas junto con una variedad estándar en una operación de polinización a gran escala.

Al criar selectivamente abejas que identifican y eliminan los ácaros de sus colonias, el estudio encontró una reducción significativa en el número de ácaros y un aumento del doble en la supervivencia de la colonia.

Las abejas resistentes a los ácaros tenían más del doble de probabilidades de sobrevivir el invierno (60 % de supervivencia en comparación con el 26 % de las abejas melíferas estándar). Las abejas melíferas estándar experimentaron grandes pérdidas a menos que se usaran extensos tratamientos químicos acaricidas.

Al criar selectivamente para este rasgo, se pueden producir colonias que se protegen automáticamente de la infestación, mientras se mantienen grandes tamaños de colonia y una amplia producción de miel.

El estudio se llevó a cabo en tres estados de los Estaos Unidos (Mississippi, California y Dakota del Norte), donde los apicultores comerciales manejan decenas de miles de colonias anualmente para proporcionar polinización para la agricultura a gran escala.

Este tipo de resistencia proporciona una solución natural y sostenible a la amenaza que representan los ácaros Varroa. Los ácaros Varroa se originaron en Asia y las abejas melíferas europeas carecen de una resistencia efectiva.

La cría de abejas resistentes a los ácaros podría ser a futuro una solución sostenible para hacer frente a la pandemia de Varroa.