fbpx 504 Gateway Time-out

504 Gateway Time-out


nginx/1.20.1

Una proteína en sangre estaría relacionada con COVID-19 grave

Su detección en los pacientes podría identificar el riesgo de desarrollar COVID-19 severo.

Los niveles de la proteína GM-CSF (granulocyte-macrophage colony-stimulating factor) fueron más altos en aquellos pacientes que luego progresaron a COVID-19 severo, por lo general dentro de los cuatro días posteriores a la aparición de los síntomas, en comparación con los participantes sanos o los que habían experimentado la gripe, mostró el estudio.

El estudio incluyó sangre de personas que desarrollaron diferentes grados de gravedad de COVID-19, así como muestras previamente almacenadas de pacientes que desarrollaron gripe H1N1 en el brote de 2009-10 y sangre de voluntarios sanos.

La elevación progresiva de los niveles de numerosas citoquinas y quimioquinas inflamatorias, incluidas IL-6 y GM-CSF, se asoció con la gravedad y se acompañó de marcadores elevados de lesión endotelial y trombosis. IL-6 y GM-CSF tuvieron un rol central en la patogénesis de COVID-19. Al comparar estos perfiles con muestras archivadas de pacientes con influenza letal, la IL-6 fue igualmente elevada en ambas condiciones, mientras que el GM-CSF fue prominente solo en COVID-19.

Estos hallazgos identifican aún más los factores inflamatorios, trombóticos y vasculares clave que caracterizan y distinguen al COVID-19 grave y letal.

Los niveles de la proteína GM-CSF fueron casi 10 veces más altos en los que murieron por COVID-19 que en los individuos sanos, encontró el estudio.

GM-CSF es una citoquina que promueve el desarrollo y la maduración de las células mieloides, y la diferenciación y supervivencia de las células dendríticas in vitro. Cada vez hay más pruebas que respaldan la idea de que el GM-CSF tiene un papel importante en algunas reacciones inflamatorias y autoinmunes y en la respuesta del organismo a la infección pulmonar.

Varias terapias que se dirigen a GM-CSF se encuentran actualmente en ensayos clínicos, aunque no están aprobadas para su uso en el tratamiento de COVID-19.

El aumento de los niveles de proteínas podría ayudar a identificar a los pacientes en riesgo en las primeras etapas de la enfermedad y proporcionar un objetivo para nuevos tratamientos.

Los investigadores pertenecen al Imperial College London, The Edinburgh University y The University of Liverpool. La investigación se publicó en Science Immunology y fue financiada por el National Institute for Health Research y el Medical Research Centre, perteneciente al UKRI (UK Research and Innovation).


Sitemap