fbpx

Un nuevo antiviral mostró resultados prometedores contra todos los serotipos del virus del dengue

El dengue, una de las diez principales amenazas según la Organización Mundial de la Salud, es de importancia crítica para la seguridad sanitaria mundial

El virus del dengue causa aproximadamente 96 millones de infecciones sintomáticas al año, que se manifiestan como fiebre del dengue u ocasionalmente como dengue grave.

En un artículo publicado en Nature se ensayó un inhibidor del virus del dengue altamente potente (JNJ-A07) que tuvo actividad a muy bajas concentraciones contra un panel de 21 aislados clínicos que representaron la diversidad genética natural de genotipos y serotipos conocidos del virus.

La molécula tiene una alta barrera al desarrollo de resistencia y actúa previniendo la formación del complejo de replicación viral, al bloquear la interacción entre dos proteínas virales (NS3 y NS4B), revelando así un mecanismo de acción antiviral no descrito previamente.

El compuesto tuvo una eficacia sobresaliente contra la infección por el virus del dengue en modelos de infección en ratones. El inicio del tratamiento en el pico de viremia en sangre dio como resultado una reducción rápida y significativa de la carga viral.

Actualmente no hay terapias aprobadas disponibles para tratar el dengue, y la investigación y el desarrollo han demostrado ser un desafío, en parte debido a la existencia de múltiples serotipos de dengue, cada uno de los cuales puede causar reinfección y co-circular en las mismas regiones.

La investigación en etapa inicial preclínica sugiere que el antiviral tiene potencial para prevenir y tratar todos los serotipos del virus del dengue. Sin tratamientos disponibles, el dengue infecta hasta 400 millones de personas cada año y el ritmo de los brotes está aumentando.

Esta investigación se basa en el trabajo del KU Leuven Center for Drug Design and Discovery – CD3 y las compañías farmacéuticas Janssen de Johnson & Johnson para tratar y prevenir los cuatro serotipos del dengue. Janssen ahora está trasladando su programa de dengue al desarrollo clínico.

Nombrada como una de las diez principales amenazas en 2019 por la Organización Mundial de la Salud, el dengue es de importancia crítica para la seguridad sanitaria mundial.

El virus está preparado para impactar a miles de millones de personas más en las próximas décadas a medida que el mosquito Aedes aegypti, que porta el virus del dengue, se propague más lejos de sus regiones nativas, impulsado por el cambio climático, la urbanización y una población en crecimiento.

Un informe de agosto de 2021 del Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) también advierte que el aumento de las temperaturas podría generar aumentos en la incidencia de enfermedades transmitidas por vectores, incluido el dengue.