fbpx Guerir De L'alcool Avec Revia Stromectol Dosage Gale Viagra Masculina Dietetica Central Levitra Drug Classification

Trece regiones del genoma humano asociadas a la susceptibilidad y gravedad de la respuesta al SARS-CoV-2

Un mapeo de la arquitectura del genoma humano frente a la COVID-19

A partir del análisis de los genomas de pacientes infectados por coronavirus SARS-CoV-2 y personas no infectadas, los equipos de la COVID-19 Host Genomics Initiative, una red global de investigadores, identificaron regiones del genoma humano relacionadas con la susceptibilidad al coronavirus SARS-CoV-2 y la gravedad de la COVID-19.

La COVID-19 Host Genomics Initiative sumó los resultados de 46 grupos de estudio diferentes en 19 países que analizaron los genomas de casi 50.000 pacientes infectados por coronavirus SARS-CoV-2 y de dos millones de personas no infectadas.

Las muestras procedieron de diferentes biobancos, estudios clínicos y bases de datos de empresas de análisis genético.

El equipo diferenció entre personas con infección confirmada, personas hospitalizadas con síntomas moderados a graves y personas que tras ser hospitalizadas necesitaron asistencia respiratoria o murieron. Además, se evaluó la influencia de otros factores no genéticos relacionados con la enfermedad.

Se identificaron 13 regiones del genoma humano relacionadas con la infección y la gravedad con la que se presenta COVID-19 en cada persona. Cuatro de estas regiones están asociadas a la susceptibilidad a la infección y nueve a la gravedad con la que se presenta la enfermedad. Estas regiones señalan a más de 40 genes candidatos, algunos de los cuales se han relacionado previamente con enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario o con la función de los pulmones.

Los resultados del trabajo, publicados en la revista Nature, apuntan a nuevos mecanismos de patogénesis para COVID-19 así como a posibles dianas terapéuticas para el manejo de la enfermedad.

Se destaca el potencial de alguno de los genes identificados. El gen SLC6A20, que codifica para un transportador de aminoácidos que interacciona con ACE2, la proteína que facilita la entrada del virus a la célula, se localiza en una región de interés relacionada con la susceptibilidad a la enfermedad. Esta región es especialmente interesante, ya que se encuentra cerca de otra región asociada a la gravedad de COVID-19 identificada en estudios previos.

Otros genes de interés son DPP9 y FOXP4, que se han relacionado previamente con la enfermedad pulmonar intersticial. También el gen TYK2, asociado a un efecto protector frente a diversas enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o la psoriasis. También está presente el gen ABO, ya asociado con COVID-19 en estudios previos.

La composición genética de un individuo contribuye a la susceptibilidad y respuesta a la infección viral. Si bien los factores ambientales, clínicos y sociales influyen en la exposición a la gravedad de la enfermedad del SARS-CoV-2 y COVID-191,2, la genética del hospedador también puede ser importante.

Aún queda por comprender la verdadera relevancia biológica y clínica de los resultados. El trabajo muestra también la utilidad de incluir poblaciones diversas para capturar una imagen más completa de la influencia de la variación genética en la respuesta al coronavirus y el desarrollo de COVID-19. Las variantes genéticas asociadas a COVID-19 fueron diferentes en poblaciones de distintos orígenes.

La identificación de factores genéticos específicos puede revelar mecanismos biológicos de relevancia terapéutica y aclarar las relaciones causales de los factores de riesgo ambientales modificables para la infección y los resultados del SARS-CoV-2. Este modelo de trabajo de colaboración internacional subraya lo que es posible para futuros descubrimientos genéticos en pandemias emergentes o, de hecho, para cualquier enfermedad humana compleja.


Sitemap