fbpx

Situación internacional del brote de viruela del mono

Al 8 de junio se han notificado 1285 casos en 28 Estados Miembros de la OMS donde la enfermedad no es habitual o no se había presentado anteriormente

Desde el 13 de mayo al 10 de junio de 2022, se han notificado casos de viruela del mono (Monkeypox disease) a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 28 Estados Miembros en cuatro regiones: la Región de las Américas, así como las Regiones de Europa, el Mediterráneo Oriental y el Pacífico Occidental, donde la enfermedad no es habitual o no se ha presentado anteriormente. Además, desde principios de año, se han notificado 1536 casos sospechosos en ocho países de la Región de África de la OMS, de los cuales se han confirmado 59 casos y se han notificado 72 muertes.

Si bien las investigaciones epidemiológicas están en curso, la mayoría de los casos notificados en los países recientemente afectados se han presentado a través de servicios de salud sexual u otros servicios de salud en centros de atención primaria o secundaria con antecedentes de viajes a países de Europa y América del Norte en lugar de países donde se sabe que el virus está presente. En los países que han experimentado la viruela del mono durante mucho tiempo, se necesita más análisis para comprender las fuentes de infección nuevas y en curso.

La aparición simultánea, repentina e inesperada de la viruela del mono en varias regiones, sin enlaces directos de viaje inmediatos a áreas que han experimentado la viruela del mono durante mucho tiempo, sugiere que puede haber habido una transmisión no detectada durante varias semanas o más.

La OMS evalúa el riesgo a nivel global como moderado considerando que esta es la primera vez que muchos casos y grupos de casos de viruela del mono se notifican simultáneamente en muchos países en áreas geográficas muy dispares de la OMS.

Hasta el 8 de junio, se han notificado a la OMS 1285 casos confirmados por laboratorio y un caso probable de 28 países en cuatro Regiones de la OMS donde la viruela del mono no es habitual o no se había notificado previamente.

De los casos notificados y confirmados, la mayoría (87%) son de la Región Europea de la OMS (1112). También se han notificado casos confirmados en la Región de las Américas (153), la Región del Mediterráneo Oriental (14) y la Región del Pacífico Occidental (6).

Reino Unido, España, Portugal, Alemania y Canadá son los países con mayor número de casos, entre 110 y 321 casos al 8 de junio. Argentina ha confirmado dos casos.

La transmisión de persona a persona ocurre a través del contacto físico cercano o directo con lesiones infecciosas o llagas mucocutáneas (a través de la transmisión cara a cara, piel a piel, boca a boca, boca a piel), incluso durante la actividad sexual, gotitas respiratorias (y posiblemente aerosoles de corto alcance) o contacto con materiales contaminados (p. ej., ropa de cama, ropa de cama y prendas de vestir).

La viruela del mono es causada por el virus de la viruela del mono (MDV-monkey disease virus), un virus de la misma familia Poxviridae del virus que la viruela, aunque es mucho menos grave.

Hay dos clados (o cepas) conocidos de viruela del mono, uno identificado en África occidental (WA- West African) y otro en la región de la Cuenca del Congo (CB- Congo Basin). El clado WA se ha asociado en el pasado con una mortalidad general más baja, menos de 1 %, mientras que el clado CB parece causar una enfermedad más grave con una tasa de letalidad de hasta 10 %. Ambas estimaciones se basan en infecciones entre una población generalmente más joven en el entorno africano.

Hasta la fecha, todos las cepas identificadas por PCR en países recientemente afectados han pertenecido al clado de África occidental.

En el pasado, se demostró que la vacunación contra la viruela brinda protección cruzada contra la viruela del mono. Sin embargo, cualquier inmunidad de la vacuna contra la viruela solo estará presente en personas mayores de 42 a 50 años o más, según el país, ya que los programas de vacunación contra la viruela terminaron en todo el mundo en 1980 después de la erradicación de la viruela.

Las vacunas contra la viruela originales (primera generación) del programa de erradicación ya no están disponibles para el público en general. Además, la protección para quienes fueron vacunados puede haber disminuido con el tiempo.

Si bien se ha demostrado que las vacunas contra la viruela protegen contra la viruela del mono, existe una vacuna aprobada para la prevención de la viruela del mono. Esta vacuna se basa en una cepa del virus vaccinia (cepa nórdica bávara de Ankara modificada de vaccinia, o MVA-BN). La vacuna ha sido aprobada para la prevención de la viruela del mono en Canadá y los Estados Unidos de América. En la Unión Europea, esta vacuna solo ha sido aprobada para la prevención de la viruela en circunstancias excepcionales.

Un antiviral, el tecovirimat, ha sido aprobado por la European Medicines Agency (EMA), la United States Food and Drug Administration (FDA) y Health Canada para tratar Orthopoxvirus como la viruela y la viruela del mono.

La OMS ha convocado a expertos para revisar los datos más recientes sobre las vacunas contra la viruela y la viruela del mono, y brindar orientación sobre cómo y en qué circunstancias deben usarse, a la vez que continúa monitoreando de cerca la situación y apoyando la coordinación internacional con socios y Estados Miembros.