fbpx

Salmonella y Campylobacter continúan mostrando altos niveles de resistencia a los antibióticos en la Unión Europea

La resistencia a antibióticos de la familia de las fluoroquinolonas, como la ciprofloxacina, muestra una tendencia creciente en ambas bacterias

La resistencia a los antibióticos en las bacterias Salmonella y Campylobacter sigue siendo alta en la Unión Europea (UE), según un informe publicado por el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) y la European Food Safety Authority (EFSA).

Los datos sobre la resistencia a los antimicrobianos en bacterias indicadoras y zoonóticas de humanos, animales y alimentos son recopilados anualmente por los Estados miembros de la UE, analizados conjuntamente por la EFSA y el ECDC y presentados en un Informe anual resumido.

La bacteria Campylobacter jejuni, presente en las aves de corral y responsable de la enfermedad campilobacteriosis en humanos, continúa mostrando una resistencia muy alta a la ciprofloxacina, un antibiótico de la familia de las fluoroquinolonas, ​​que se usa para tratar infecciones bacterianas en humanos. La campilobacteriosis fue la zoonosis más notificada en la UE en 2020 y la causa más frecuente de enfermedades transmitidas por los alimentos.

En Salmonella Enteritidis, muy común en humanos, también se observó aumento de resistencia a los antibióticos de la familia quinolona/fluoroquinolona.

En animales, la resistencia a estos antibióticos en C. jejuni y S. Enteritidis fue generalmente de moderada a alta. Aún así, la resistencia simultánea a dos antibióticos de importancia crítica sigue siendo baja para Eschrichia coli, Salmonella y Campylobacter en bacterias aisladas tanto de humanos como de animales destinados a la producción de alimentos.

Se observó una disminución de la resistencia a las tetraciclinas y la ampicilina en Salmonella aisladas de humanos en nueve y diez países, respectivamente, durante el período 2016-2020 y esto fue particularmente evidente en Salmonella Typhimurium. A pesar de la disminución, la resistencia a estos antibióticos sigue siendo alta en bacterias aisladas tanto de humanos como de animales.

Además, en más de la mitad de los países de la UE se observó una tendencia decreciente significativa en la prevalencia de E. coli productora de enzimas del tipo ESBL (Extended Spectrum Beta-Lactamase) en animales destinados a la producción de alimentos. Este es un hallazgo importante ya que las cepas de E. coli productora de ESBL son resistentes a muchos antibióticos beta lactámicos y responsables de infecciones graves en humanos .

La resistencia a los carbapenemes sigue siendo extremadamente rara en E. coli y Salmonella de animales destinados a la producción de alimentos. Los carbapenemes son una clase de antibióticos de último recurso y cualquier hallazgo que muestre resistencia a estos en bacterias zoonóticas es preocupante.

Una herramienta interactiva de visualización de datos muestra los niveles de resistencia en humanos, animales y alimentos, país por país en 2019 y 2020. Además, los datos sobre la resistencia a los antibióticos transmitida por el agua y los alimentos para humanos se publican en el Surveillance Atlas of Infectious Diseases del European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC).