fbpx

Primer caso confirmado de hantavirus del 2020 se produce en Neuquén

El episodio se produjo a 29 km de San Martín de los Andes.

Actualmente se encuentran 22 personas aisladas en once domicilios de la zona próxima al Lago Meliquina, distante a unos 29 kilómetros de San Martín de los Andes.

La cordillera de los Andes es una zona endémica, donde el ratón colilargo (Oligoryzomys longicaudatus), es el reservorio natural del Hantavirus Andes. En la zona de lagos y cordillera se produce un ciclo natural que es la floración de la caña colihue que favorece un aumento de la población de este tipo de roedores.

Según la WHO (World Health Organization), en Argentina se han identificado cuatro regiones endémicas: Norte (Salta y Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Nordeste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut).

Entre 2013 y 2018 se registró un promedio anual de 100 casos confirmados, siendo las provincias de Buenos Aires, Salta y Jujuy las que tuvieron mayor número de casos. Entre 2013 y 2018 se notificaron en el país 114 muertes confirmadas por Hantavirus, lo que supone una tasa de letalidad del 18,6%, aunque esta cifra fue cercana al 40% en algunas provincias de la región sur del país. Cabe recordar que en diciembre del 2018 se produjo en Epuyén, provincia de Chubut, un brote donde se notificaron 29 casos confirmados mediante pruebas de laboratorio, 11 de ellos mortales. En el 2019 no hubo ningún caso confirmado en la provincia.  

El género Hantavirus pertenece a la familia Bunyaviridae.de virus. Cada especie de virus está asociada a una especie de roedor, en una coevolución de millones de años. La distribución de los Hantavirus es mundial pero la presencia de determinadas especies de hantavirus en determinado reservorio depende de la ubicación geográfica.

Los hantavirus causan dos enfermedades humanas: la fiebre hemorrágica con síndrome renal (FHSR) y el síndrome pulmonar por hantavirus (SPH).  Los seres humanos adquieren la infección principalmente mediante la inhalación de aerosoles originados a partir de las excretas de roedores infectados, pero también puede transmitirse a través de la mordedura de un roedor y por contacto directo de piel lesionada con excretas de roedores. Aunque se ha sugerido la transmisión congénita y la transmisión persona a persona para el virus Andes (Argentina y Chile), no se ha demostrado.

En Argentina, la enfermedad por hantavirus se presenta como síndrome pulmonar por hantavirus (SPH). Los casos de infección humana por hantavirus suelen producirse en zonas rurales.

De acuerdo a datos de PHO (Panamerican Health Organization), cada año, hay aproximadamente 300 casos reportados en las Américas. Desde 1993, cuando el virus fue reconocido inicialmente, y hasta 2016, se han registrado más de 6.300 casos en países de la región donde la enfermedad está bajo vigilancia.