fbpx

Pfizer presentó su inhibidor oral del SARS-CoV-2

El candidato antiviral es el primer compuesto administrado por vía oral que ingresa en ensayos clínicos.

Se inició el estudio de fase 1 de un nuevo antiviral oral contra el SARS-CoV-2

La farmacéutica Pfizer presentó a su candidato antiviral oral COVID-19 PF-07321332 esta semana en la reunión de la American Chemical Society Spring 2021.

El compuesto, que se encuentra actualmente en ensayos clínicos de fase 1, es el primer compuesto administrado por vía oral en la clínica que se dirige a la proteasa principal 3CL del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Al inhibir la proteasa 3CL, la droga evita que algunas proteínas del virus se escindan en cadenas de proteínas más cortas, necesarias para formar los nuevos virus durante la replicación viral.

El año pasado, Pfizer informó sobre el PF-07304814, otro inhibidor de proteasas que se administra por vía intravenosa y que podría convertirse en una nueva opción de tratamiento para pacientes hospitalizados. El trabajo para desarrollar ese compuesto comenzó durante el brote 2002-2003 de SARS-CoV, síndrome respiratorio agudo severo. PF-07304814 actualmente se encuentra en un ensayo de dosis múltiples de fase 1b en participantes de ensayos clínicos hospitalizados con COVID-19.

Debido a que el PF-07321332 se puede tomar por vía oral, en forma de píldora o cápsula, podría administrarse fuera de los hospitales si resulta seguro y eficaz.

Si se producen en el futuro nuevos brotes de COVID-19, como ocurre con todas las pandemias virales, se contaría con un tratamiento.

PF-07321332 se desarrolló desde cero durante la pandemia actual. Más de doscientos investigadores trabajaron en el proyecto.

El ensayo de fase 1 es un estudio en escala de dosis única y múltiple, aleatorizado, doble ciego, abierto por el patrocinador, controlado con placebo, en adultos sanos, que evalúa la seguridad, tolerabilidad y farmacocinética de PF-07321332.

El inicio de este estudio está respaldado por estudios preclínicos que demostraron la actividad antiviral de este terapéutico potencial de SARS-CoV-2, diseñado específicamente para inhibir la replicación del SARS-CoV-2.

Los inhibidores de proteasas ya han sido utilizados para tratar otros patógenos virales como el HIV y el virus de la Hepatitis C.