fbpx

Oxitec inicia un ensayo con mosquitos genéticamente modificados en los Cayos de Florida, EE. UU.

Se medirá su efectividad para controlar el mosquito transmisor del dengue, el zika y la fiebre amarilla

Se inicia un proyecto emblemático para controlar los mosquitos portadores de enfermedades en los Cayos de Florida. La colaboración entre el Florida Keys Mosquito Control District (FKMCD) y Oxitec busca evaluar la efectividad de los mosquitos machos modificados por ingeniería genética de Oxitec como método de control para el mosquito Aedes aegypti invasor y que propaga enfermedades en los Cayos de Florida. El Aedes aegypti constituye solo el 4% de la población de mosquitos en los Cayos, pero es responsable de prácticamente toda la transmisión del dengue, el zika y otras enfermedades a las personas, y el gusano del corazón y otras enfermedades mortales a los animales.

El proyecto pionero realizado conjuntamente por el FKMCD y Oxitec comenzó después de una década de planificación, participación pública y aprobaciones regulatorias. Ha recibido las aprobaciones requeridas de los reguladores federales y estatales, incluidos la Environmental Protection Agency de los EE. UU. (EPA) y el Florida Department of Agriculture and Consumer Services (FDACS). Además, se ha llevado a cabo una amplia consulta pública, de educación y participación de la comunidad.

Durante los próximos meses, seis ubicaciones en los Cayos de Florida albergarán cajas de liberación de Aedes aegypti machos de Oxitec que liberarán lentamente sus mosquitos machos autolimitantes. Como todos los mosquitos machos, los mosquitos de Oxitec no pican. Los machos de Oxitec están destinados a reducir el número de hembras Aedes aegypti potencialmente transmisoras de enfermedades.

Los insectos machos contienen un gen autolimitante, y cuando est gen se transmite a su descendencia, la descendencia no sobrevive hasta la edad adulta, lo que resulta en una reducción de la población de insectos plaga. Se trata de un método autolimitante porque los insectos liberados y el gen autolimitante que transmiten están diseñados para morir y desaparecer del medio ambiente. Se liberan machos, porque son las hembras las directamente responsables de la propagación de enfermedades o la producción de larvas que dañan los cultivos. Los machos tienen un trabajo: encontrar hembras salvajes donde viven y aparearse con ellas. El gen autolimitante evita que la descendencia del insecto macho liberado sobreviva hasta la edad adulta.

Este método se puede aplicar a todo tipo de plagas de insectos, desde los mosquitos que transmiten enfermedades como el dengue y el zika, hasta las orugas que destruyen los campos de maíz.

La tecnología Aedes aegypti de Oxitec se probó con éxito en el estado de São Paulo, Brasil en 2019, donde después de 13 semanas de tratamiento, suprimió hasta el 95% de Aedes aegypti. En mayo de 2020, Oxitec recibió la aprobación total de bioseguridad para esta tecnología de la autoridad reguladora de bioseguridad nacional de Brasil, CTNBio.

En abril de 2021, Oxitec anunció que The Wellcome Trust otorgó a Oxitec US$ 6,8 millones en fondos para ampliar su tecnología Aedes aegypti.

Oxitec se formó en 2002 con la ayuda del Oxford University Innovation, trabajando desde el inicio en el control de insectos que propagan enfermedades y dañan los cultivos mediante ingeniería genética y el uso de tecnología genética autolimitante. A mediados y finales de la década de 2000, Oxitec desplegó con éxito insectos modificados genéticamente en ubicaciones selectas de EE. UU., el Caribe y América del Sur, y ha seguido ampliando estos proyectos, expandiéndose a nuevas regiones y países.