fbpx

Nuevos ensayos clínicos de anticuerpos contra COVID-19

Dos anticuerpos monoclonales serán evaluados en pacientes leves y moderados de COVID-19.

Dos ensayos clínicos de fase 3 controlados y aleatorizados han comenzado a evaluar nuevos anticuerpos monoclonales para determinar su seguridad y eficacia en el tratamiento de personas hospitalizadas con COVID-19 moderado.

Ambos ensayos son sub-estudios del protocolo ACTIV-3, una asociación público-privada, denominada NIH Accelerating COVID-19 Therapeutic Interventions and Vaccines (ACTIV), creada para desarrollar una estrategia coordinada que priorize y acelere el desarrollo de tratamientos y vacunas contra COVID-19. ACTIV es coordinado por la Foundation for the National Institutes of Health (FNIH) de EE. UU.

Uno de los sub-estudios está evaluando VIR-7831, un anticuerpo monoclonal desarrollado a través de una asociación entre GlaxoSmithKline (Brentford, Reino Unido) y Vir Biotechnology, Inc. (San Francisco).

El otro sub-estudio está evaluando la combinación de BRII-196 y BRII-198, dos anticuerpos monoclonales neutralizantes fabricados por Brii Biosciences (Durham, Carolina del Norte y Beijing).

El diseño ACTIV-3 permite evaluar cada anticuerpo en un pequeño grupo de voluntarios y luego inscribir a un grupo más grande de voluntarios si el anticuerpo parece seguro y eficaz. El nuevo grupo de voluntarios puede incluir a aquellos con enfermedades más graves. El criterio de valoración principal del ensayo es la recuperación sostenida de los participantes durante 14 días después del alta del hospital.

Inicialmente, se inscribirán voluntarios que han sido hospitalizados con COVID-19 leve a moderado con menos de 13 días de síntomas. Después de cinco días, se evaluarán los síntomas de los participantes.

ACTIV-3 probó previamente un anticuerpo monoclonal diferente conocido como LY-CoV555, desarrollado por Eli Lilly and Company (Indianapolis).

El sub-estudio VIR / GSK está recibiendo apoyo financiero a través de Operation Warp Speed, consistente en fondos de múltiples agencias del gobierno de los EE. UU. para desarrollar, fabricar y distribuir tratamientos y vacunas para COVID-19. El sub-estudio de Brii está financiado por el  National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID).