fbpx Fakta Om Kamagra Kamagra Avis Cialis en Ligne

Nuevas drogas y vacunas desafían al virus de la gripe

La gripe mata a 650.000 personas por año en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien los esfuerzos para prevenir la gripe han recorrido un largo camino, todavía queda mucho ante un virus que cambia constantemente su estructura desafiando los mecanismos de defensa del organismo humano y animal.

Grandes pandemias de influenza amenazaron a la humanidad en los dos últimos siglos. En 1918, la Gripe Española, causada por el virus A (H1N1), causó 70 millones de muertes, más que en ambas guerras mundiales. En 1957-1958 sobrevino la Gripe Asiática, causada por el virus A (H2N2). Murieron 2 millones de personas. La Gripe de Hong Kong, causada por el virus A (H3N2) produjo un millón de muertes entre 1968 y1969. Más recientemente, entre 2009 y 2010 llegó la última pandemia de gripe producida por el virus A (H1N1) pdm09.  Fue un virus que surgió por la recombinación en cerdos infectados con cepas virales humana, aviar y porcina. Llegó a Argentina probablemente desde México, cuyo origen habría sido un cerdo en Canadá. Se confirmaron 685 muertes en Argentina a causa del virus en 2009.

La aparición de vacunas y drogas antivirales ayudó a controlar el número de casos anuales y la diseminación de la enfermedad, pero aún no es suficiente para mantener la influenza bajo control.

Según los CDC (Centers for Disease and Prevention) de EE. UU., la vacuna reduce el riesgo de contraer la enfermedad en un 40 % a un 60 % en la población general durante las temporadas en que la mayoría de los virus circulantes coinciden exactamente con los que se incluyen en la vacuna fabricada para esa temporada.

En general, las vacunas actuales contra la influenza funcionan mejor contra los virus de la influenza B y la influenza A(H1N1) y ofrecen menor protección contra los virus de la influenza A(H3N2).  Cuando la proporción de influenza H3N2 aumenta, los casos son más graves, como ocurrió en el 2018 en países como Australia. De allí el nombre de gripe australiana a la producida por H3N2. Dado que los virus de la influenza A(H3N2) tienen mayor variabilidad antigénica, en el tiempo que transcurre entre la recomendación de la composición de la vacuna y la entrega de la misma, es más probable que los virus H3N2 hayan mutado más que los virus H1N1 o de la influenza B de maneras que pueden impactar sobre la efectividad de la vacuna.

Si bien hay medicamentos antivirales que pueden neutralizar al virus de la gripe y evitar que se multiplique, deben tomarse dentro de los dos días posteriores al primer síntoma para obtener resultados óptimos, y solo acortan la duración de la enfermedad.

No parece haber una salida ante esta situación si se continua por el mismo camino.

Janssen Pharmaceutical Co. de Johnson & Johnson junto a distintos universidades y centros de investigación se encuentra desarrollando una vacuna que consista en la administración de genes a través de virus adenoasociados. Dichos genes con capaces de producir en el organismo diversos anticuerpos multidominio dirigidos a múltiples epítopos del virus. El desarrollo de esos genes que codifican anticuerpos multidominio se logró mediante ingeniería genética a partir de la selección de anticuerpos de simple dominio de llama específicos contra diversas proteínas del virus. La propuesta

Pero el horizonte de la lucha contra la Influenza es más amplio. La terapia, una vez contraída la infección, se está ampliando en la medida que aparece resistencia a las drogas ya en uso

Los medicamentos existentes hasta ahora, oseltamivir, zanamivir y, más recientemente, peramivir, bloquean la acción de la neuraminidasa del virus, son análogos del ácido siálico. En el 2018, EE. UU. y Japón aprobaron el baloxavir marboxil, un inhibidor de la endonucleasa cap-dependiente de los virus Influenza A y B., que se dirige a una tercera parte del ciclo de vida viral. Actualmente se están llevando a cabo dos estudios de fase 3 en pacientes del compuesto pimodivir, de Vertex Pharmaceuticals junto a Janssen que inhibe la subunidad PB2 del complejo RNA polimerasa del virus Influenza. Janssen celebró un acuerdo de licencia exclusivo con por la droga pimodivir. Sin embargo, la droga es potente contra influenza A, incluyendo las cepas resistentes a las drogas aprobadas previamente.

El virus Influenza seguirá desafiando a la humanidad hasta que se lo pueda tener bajo control definitivamente.


Sitemap