fbpx

Microplásticos son encontrados en sangre humana por primera vez

Los microplásticos son partículas de menos de cinco milímetros que se derivan de la degradación de los plásticos presentes en el medio ambiente

Las partículas de plástico son contaminantes ubicuos en el entorno de vida y la cadena alimentaria, pero si bien microplásticos se han descubierto previamente en órganos humanos, ningún estudio hasta la fecha había informado sobre su presencia en la sangre humana. Los microplásticos son partículas de menos de cinco milímetros que se derivan de la degradación de los objetos de plástico presentes en el medio ambiente.

El objetivo del estudio fue desarrollar un método analítico y de muestreo robusto y sensible y aplicarlo para medir partículas de microplástico en sangre entera humana. Los resultados del proyecto de investigación, denominado Immunoplast, se publicaron en la revista Environment International.

El equipo de investigación estableció el nivel de trazas de partículas microplásticas y nanoplásticas en la sangre de 22 donantes. Se identificaron y cuantificaron por primera vez en sangre cuatro polímeros que tienen un alto volumen de producción. El tereftalato de polietileno (Polyethylene terephthalate-PET), el polietileno (Polyethylene -PE) y los polímeros de estireno (Polystyrene – PS) (la suma de poliestireno, poliestireno expandido, acetonitrilo butadieno estireno, etc.) fueron los más encontrados, seguidos por el polimetacrilato de metilo. Se analizó polipropileno pero los valores estaban por debajo de los límites de cuantificación.

Entre los donantes, 17 tuvieron concentraciones detectables de uno o más tipos de plástico y la media de la concentración cuantificable de partículas de plástico en la sangre fue de 1,6 microgramos por mililitro.

Este estudio pionero de biomonitoreo humano demostró que las partículas de plástico están biodisponibles para ser absorbidas por el torrente sanguíneo humano. Queda por determinar si las partículas de plástico están presentes en el plasma o son transportadas por tipos de células específicas y hasta qué punto dichas células pueden estar involucradas en la translocación de partículas de plástico a través de la mucosa hacia el torrente sanguíneo. Si las partículas de plástico presentes en el torrente sanguíneo son efectivamente transportadas por células inmunitarias, también surge la pregunta: ¿pueden tales exposiciones afectar potencialmente la regulación inmunitaria o la predisposición a enfermedades de base inmunológica?

Se necesita una mayor comprensión de la exposición de estas sustancias en humanos y el peligro asociado de dicha exposición para determinar si la exposición a partículas plásticas es o no un riesgo para la salud pública.

Esta investigación fue financiada por la ONG Internacional Common Seas y el programa ZonMw Microplastics & Health.