fbpx Pé Elastico Bepanthene Eczema Venta Cialis Monterrey Viagra Ppio Activo Kamagra Oral Jelly for Female Melamil Preço

Las variantes emergentes de coronavirus SARS-CoV-2

Algunas mutaciones podrían afectar la capacidad neutralizante de los anticuerpos.

En diciembre de 2020, el Reino Unido informó de una nueva cepa de SARS-CoV-2, conocida como variante 20B / 501Y.V1 o linaje B.1.1.7, con un número inusualmente grande de mutaciones. Desde entonces, esta variante se ha detectado en numerosos países de todo el mundo.

Pocos días después de la identificación de la variante del Reino Unido, surge en Sudáfrica otra variante del SARS-CoV-2, denominada variante 20C / 501Y.V2 o linaje B.1.351, independiente del linaje del Reino Unido, aunque con algunas mutaciones compartidas. Ya se han detectado casos atribuidos a esta variante en varios países fuera de Sudáfrica.

Ante el surgimiento de estas variantes, la base de datos Nextstrain re-etiquetó las denominaciones. La variante del Reino Unido 20B / 501Y.V1 pasó a ser denominada 20I / 501Y.V1, en tanto que la variante sudafricana 20C / 501Y.V2, fue re-etiquetada como 20H / 501Y.V2. En Nextstrain es posible consultar los datos globales y por país, de los genomas secuenciados de SARS-CoV-2 desde el inicio de la pandemia.

Mediante la secuenciación del genoma completo de los aislamientos del virus, el Reino Unido determinó que la variante 501Y.V1 había estado detrás del creciente número de casos en el sureste de Inglaterra y Londres. Los epidemiólogos han estimado que esta variante es alrededor de un 50% más transmisible que los virus ya existentes en circulación, una idea que contribuyó a la decisión del gobierno del Reino Unido de entrar en un tercer bloqueo nacional el 5 de enero.

Sudáfrica conectó un brote de rápido crecimiento en la provincia de Eastern Cape con la emergencia de la nueva variante 501Y.V2. Esta variante contiene la mutación N501Y, al igual que la variante 501Y.V1 reportada por el Reino Unido. Esto podría significar que la variante sudafricana puede ser tan transmisible como la británica.

Pero la variante sudafricana 501Y.V2 contiene otra mutación en la proteína spike, llamada E484K, que no está presente en la variante del Reino Unido. Existe evidencia emergente de que la mutación E484K puede permitir que el virus escape a la respuesta inmunitaria en algunas personas. En un trabajo en preimpresión del 4 de enero, investigadores de la University of Washington y el Howard Hughes Medical Institute de Seattle, EE. UU., encontraron que la mutación E484K puede reducir la neutralización por algunos sueros de convalecientes de COVID-19 más de 10 veces. Según los autores, las variantes con la mutación E484K podrían escapar al reconocimiento de los anticuerpos en los sueros convalecientes de las personas en diversos grados.

Estas y otras mutaciones de la proteína S descritas recientemente han suscitado preocupación sobre su posible impacto en infectividad y escape inmunológico.

Un trabajo publicado el 6 de enero como pre-print, reporta el primer caso de reinfección por un linaje de SARS-CoV-2 genéticamente distinto, que presenta la mutación E484K de la proteína S, ocurrido en Brasil.

En Argentina, según un informe del 26 de diciembre del Proyecto de Genómica del SARS-CoV-2, la secuenciación parcial del genoma de 39 muestras de circulación comunitaria o turismo de la Ciudad de Buenos Aires realizado en diciembre, arrojó como resultado que ninguna de las secuencias presentaba la mutación N501Y, característica de las variantes de Reino Unido y Sudáfrica. Sin embargo, en 4 de las 39 secuencias se encontró la mutación E484K, presente en las variantes de Sudáfrica y Rio de Janeiro. Aún es necesario realizar la secuenciación completa de todas las muestras para determinar si se trata de variantes de distinto linaje.

La preocupación por la capacidad protectora de las vacunas ante las variantes emergentes de SARS-CoV-2 está acelerando las pruebas para confirmar su efectividad. Con fecha 7 de enero se acaba de publicar como pre-print un estudio donde se demuestra que los anticuerpos generados por la vacuna de Pfizer/BioNTech es capaz de neutralizar la cepa que se usó para la vacuna pero con la mutación N501Y que poseen las variantes del Reino Unido y de Sudáfrica. El trabajo se refiere únicamente a dicha mutación y fue realizado por investigadores de la University of Texas y de Pfizer.

Sin embargo, sigue siendo tema de debate si la mutación E484K presente en las variantes de Sudáfrica y de Río de Janeiro podría tener algún impacto en la efectividad de las diversas vacunas.

Las vacunas tienden a provocar altos niveles de anticuerpos neutralizantes, por lo que es probable que la mayoría de estas variantes no disminuya de una forma relevante la efectividad de las mismas.

Hasta el 8 de enero, más de 88,8 millones de personas han contraído el SARS-CoV-2 en todo el mundo, con más de 1,91 millones de muertes registradas, según datos de la Johns Hopkins University.


Sitemap