fbpx Pasion.com Gay Viagra Cialis 200 Mg Prix Levitra Ou Cialis Que Choisir Oleo Ricino Onde Comprar Viagra 50 O 100 Mg

Las posibles vacunas COVID-19 no estarían afectadas por la cepa G actualmente dominante

Desde fines de junio de 2020, el virus ha mutado en su proteína principal de superficie.

Una nueva investigación de CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation), la agencia científica nacional de Australia, ha demostrado que las posibles vacunas no deberían verse afectadas por la forma en que el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, ha cambiado hasta la fecha.

La mayoría de las vacunas que se están desarrollando en todo el mundo se han basado en la “cepa D” original del virus, que era más común entre las secuencias publicadas al principio de la pandemia. Desde fines de junio de 2020, el virus ha evolucionado hasta convertirse en la denominada “cepa G” dominante a nivel mundial, que ahora representa aproximadamente el 85% de los genomas publicados del SARS-CoV-2. Se temía que la cepa G, o mutación “D614G” dentro de la proteína principal en la superficie del virus, tuviera un impacto negativo en las vacunas en desarrollo; sin embargo, los investigadores no encontraron evidencia de que el cambio impactara negativamente en la eficacia de las vacunas candidatas.

Las mutaciones son frecuentes en los virus, y más frecuentemente los que tienen el genoma RNA, tienen una tendencia a variar su genoma merced a la aparición de mutaciones. Las mutaciones son en general errores que se cometen durante la replicación. La mutación D614G corresponde a un cambio en el aminoácido número 614 de la proteína spike, donde el aspartato (D) es reemplazado por glicina (G). Esa mutación tiene una distribución mundial y es la cepa predominante en la mayoría de los países analizados. En Argentina está presente en el 99% de las muestras analizadas. Es la cepa que predominó y se supone que tiene una modificación que la hace más receptiva del receptor ACE de las células humanas, por lo que sería teóricamente más infectiva.

Publicado hoy en NPJ Vaccines, el estudio analizó muestras de sangre de hurones vacunados con el candidato INO-4800 de Inovio Pharmaceuticals contra cepas de virus que poseían o carecían de esta mutación “D614G”.

El estudio se realizó en paralelo al ensayo preclínico de INO-4800 en el Australian Centre for Disease Preparedness, la instalación de bioseguridad de alta contención de CSIRO en Geelong.

La mayoría de los candidatos a vacuna COVID-19 se dirigen a la proteína spike del virus, ya que se une a los receptores ACE2 en nuestros pulmones y vías respiratorias, que son el punto de entrada para infectar las células. A pesar de esta mutación ‘D614G’ en la proteína spike, los ensayos demostraron que las vacunas candidatas siguen siendo eficaces.

El modelado biomolecular respaldó la inferencia del estudio de que la respuesta inmune generada por la vacuna candidata es igualmente efectiva contra las cepas D y G del SARS-CoV-2

CSIRO concluyó recientemente estudios preclínicos para dos vacunas candidatas (de Inovio Pharmaceuticals y la Universidad de Oxford) en el ACDP, con informes revisados ​​por pares que se publicarán en los próximos meses.


Sitemap