fbpx

La Universidad de Oxford desarrolla una nueva prueba de diagnóstico rápido para Covid-19

El método detecta y diferencia el SARS-CoV-2 de virus Influenza y coronavirus estacional.

Los científicos del Departamento de Física de la Universidad de Oxford han desarrollado una prueba de diagnóstico extremadamente rápida que detecta e identifica virus en menos de cinco minutos.

El método, publicado en el servidor de preimpresión MedRxiv, es capaz de diferenciar con alta precisión el SARS-CoV-2, el virus responsable de COVID-19, de muestras clínicas negativas, así como de otros patógenos respiratorios comunes como el virus Influenza y el coronavirus estacional.

Trabajando directamente en frotis de garganta de pacientes con COVID-19, sin la necesidad de extracción del genoma, purificación o amplificación de los virus, el método comienza con el marcado rápido de partículas de virus en la muestra con cadenas cortas de ADN no específicos, marcados con fluorescencia en presencia de altas concentraciones de CaCl2. Se generan partículas virales fluorescentes brillantes que se difunden lentamente en solución.

Las partículas fluorescentes son extremadamente brillantes, indicando la presencia de múltiples moléculas de ADN fluorescentes por partícula, que se difunden mucho más lentamente que los ADN libres, que, debido a su pequeño tamaño (solo unos pocos nm), se difunden rápidamente. Posteriormente, se inmovilizan en la superficie las partículas marcadas, se recopilan las imágenes limitadas por difracción, que contienen miles de partículas marcadas y, finalmente, se realiza el análisis de imágenes y el machine learning para obtener un software que identifique rápidamente diferentes virus en muestras biológicas y clínicas.

Este enfoque aprovecha el hecho de que los distintos tipos de virus tienen diferencias en su marcado de fluorescencia debido a diferencias en la química de su superficie, tamaño y forma.

El método fue publicado en el 2019 y resultó de un hallazgo fortuito al ensayar métodos de marcado fluorescente para el virus Influenza. Los científicos han trabajado con colaboradores clínicos en el Hospital John Radcliffe en Oxford para validar el ensayo en muestras de pacientes con COVID-19 que fueron confirmadas por métodos convencionales de RT-PCR.

La prueba es mucho más rápida que otras tecnologías de diagnóstico existentes, aunque requiere contar con el equipamiento y software adecuado. El diagnóstico viral en menos de 5 minutos puede hacer realidad las pruebas masivas, proporcionando un medio proactivo para controlar los brotes virales.

Los investigadores tienen como objetivo desarrollar un dispositivo integrado que eventualmente se utilizará para pruebas en sitios como empresas, locales de música, aeropuertos, etc., para establecer y salvaguardar espacios libres de COVID-19.

 Actualmente están trabajando con Oxford University Innovation (OUI) y dos asesores externos de negocios / finanzas para establecer una spin-out, y buscan inversiones para acelerar la realización de la prueba en un dispositivo totalmente integrado que se implementará como una plataforma de diagnóstico en tiempo real, capaz de detectar múltiples muestras.

Esperan incorporar la compañía para fin de año, comenzar el desarrollo del producto a principios de 2021 y tener un dispositivo aprobado disponible dentro de los 6 meses posteriores a ese tiempo.