La OMS impulsa la eliminación de grasas trans mediante un programa de certificación

El consumo de grasas trans causa más de 500.000 muertes por año debido a enfermedades coronarias.

La certificación de la OMS para la Eliminación de Grasas Trans tiene como objetivo reconocer a los países que han eliminado los ácidos grasos trans (TFA/ trans- fatty acids) producidos industrialmente de sus productos alimenticios nacionales.

Este es el primer programa de certificación que reconoce a los países por sus esfuerzos para eliminar uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles y proteger a sus poblaciones de una muerte prematura.

El aumento de la ingesta de TFA (> 1% de la ingesta total de energía) se asocia con eventos de enfermedad coronaria y mortalidad. Los TFA producidos industrialmente se usan en alimentos horneados y fritos, galletitas ​​y ciertos aceites y grasas que se usan para cocinar.

Ofrecer una certificación a los países acercará a los países al objetivo de la OMS de eliminar los TFA producidos industrialmente para 2023, que se estableció como un objetivo prioritario a alcanzar en el 13er Programa General de Trabajo (2019-2023).

En 2018 y 2019, la OMS también ya había lanzado REPLACE, una guía de implementación práctica para ayudar a los países a lograr la reducción de grasas trans en su industria.

La OMS recomienda a los países limitar los TFA producidos industrialmente a 2 g por 100 g de grasa total en todas las grasas, aceites y alimentos, y prohibir la producción y el uso de aceites parcialmente hidrogenados.

Actualmente, las políticas de TFA de mejores prácticas han entrado en vigencia en 14 países (que cubren a 589 millones de personas) y otros 26 países han aprobado una política de TFA de mejores prácticas que entrará en vigencia en los próximos dos años (que cubren a 815 millones de personas adicionales).

Para calificar para la certificación, los países deben demostrar que se ha implementado una política de TFA de mejores prácticas y que existen sistemas efectivos de monitoreo y cumplimiento. Los requisitos de solicitud y los criterios detallados estarán disponibles en breve en el sitio web de la OMS.

Se invita a los países que ya hayan adoptado políticas de mejores prácticas, aunque aún no estén vigentes, a que envíen expresiones de interés para obtener la certificación.

Más en Frontera

Otra multinacional expande su oferta de proteínas vegetales

Cargill ofrecerá proteína de arveja en Europa.

China aprueba su vacuna COVID-19 de Sinopharm

Emiratos Árabes Unidos y Bahrain ya la habían aprobado a principios de diciembre.

Se inicia el ensayo de fase 3 de la vacuna COVID-19 de Novavax

El ensayo financiado por NIH y BARDA inscribirá hasta 30.000 voluntarios.