fbpx

La central hidroeléctrica Portezuelo del Viento se licitaría en setiembre

La central tendrá una potencia instalada de 210 MW.

La represa, ubicada sobre el Río Grande, en el departamento de Malargüe, es la mayor obra de ingeniería civil de la historia de Mendoza, y demandará más de 1.000 millones de dólares de inversión.

Según las autoridades de Mendoza, Portezuelo del Viento aumentará la superficie de riego para producción agrícola y ganadera, incrementará el caudal del Río Atuel y creará un nuevo polo turístico.

El Gobierno nacional ya emitió los bonos en dólares (Letes) para la Provincia de Mendoza que impulsarán la construcción de la mega obra de 210 MW.  Esta garantía financiera permitirá que, la Provincia reciba los fondos hasta llegar a los 1.023 millones de dólares que costará la obra total. El último desembolso se hará en 2024.

Se calcula que la construcción de la represa, sumando sus anexos, demandará 5 años hasta la entrada en funcionamiento.

El proyecto prevé una obra conexa, que permitirá el trasvase de parte del caudal del Río Grande al curso medio del Atuel, lo que favorecerá a la provincia de La Pampa y aumentará el caudal turbinado por el complejo hidroeléctrico El Nihuil, en San Rafael.

Se construirán también 250 kilómetros de línea eléctrica desde Portezuelo a Malargüe y la Estación Transformadora Río Diamante, donde ingresa al sistema interconectado. El proyecto requerirá de la reubicación de 41,8 kilómetros de la RN 145, que une la RN 40 con el Paso Internacional Pehuenche, y modificaciones en la ruta provincial 226.

Para complementar las obras, el Estado reubicará a unas 200 familias que viven en Las Loicas, una pequeña localidad sobre la RN 145. El nuevo pueblo se ubicará en la costa sur del lago, en una región con alto potencial turístico que además contará con nuevas rutas.

En 2017 se realizaron los estudios geológicos y geotécnicos, además de aprobarse las normas de llenado por parte del Comité Interjurisdiccional del río Colorado (COIRC0), que incluye a las cinco provincias por las que pasa el Colorado. Al mismo tiempo, la Universidad Nacional de Cuyo terminó sus informes arqueológicos y antropológicos con resultados positivos.