fbpx

El trasplante de corazón desde un cerdo genéticamente modificado a un humano

Fue el primer procedimiento exitoso luego de décadas de intentar trasplantar un corazón de otra especie a un humano

Hace ya más de tres semanas, un hombre de Baltimore se convirtió en la primera persona cuyo corazón fue reemplazado por el de un cerdo genéticamente modificado, según el anuncio del University of Maryland Medical Center (UMMC).

El procedimiento contó con la aprobación de la FDA (Food and Drug Administration) de los Estados Unidos y fue el primero en décadas luego de intentar infructuosamente trasplantar un corazón de otra especie a un humano (xenotrasplante).

Fue también la primera operación de este tipo en usar un corazón de un cerdo genéticamente diseñado para evitar el rechazo por parte del sistema inmunitario humano.

El corazón fue desarrollado por la compañía Revivicor, ajustado para que su DNA fuera más apto para un hospedador humano, luego tratado y conservado con la tecnología aportada por la compañía sueca de tecnología médica XVIVO. Se trata de una empresa de tecnología médica centrada en el desarrollo de soluciones optimizadas para la conservación de órganos, tejidos y células en relación con el trasplante.

En Revivicor se clonaron los primeros cerdos del mundo en 2000. El trasplante fue posible gracias a múltiples modificaciones genéticas del cerdo. Se eliminaron tres genes del cerdo que están asociados con el rechazo inmunológico. También se agregaron seis genes humanos e inactivó un gen de cerdo para mantener el órgano del tamaño humano,

El campo de los trasplantes se ha visto afectado durante mucho tiempo por la escasez de órganos humanos disponibles para trasplantes, y muchos pacientes pasan años en listas de espera a medida que su salud empeora.

En el pasado, los médicos intentaron trasplantar órganos de primates como babuinos y chimpancés a humanos, pero los receptores no sobrevivieron por mucho tiempo. Con la edición de genes, los investigadores tuvieron la posibilidad de modificar los genes de los cerdos para hacer que sus órganos fueran compatibles para el sistema inmunológico humano, y hace varios años intentaron el trasplante de especies cruzadas de cerdos modificados a babuinos.

David Bennett, de 57 años, muestra signos de recuperación en el UMMC.