fbpx

El oclusor Piccolo de Abbott para bebés prematuros fue premiado en Chicago

Los Chicago Innovation Awards honran al oclusor Amplatzer Piccolo ™ para bebés prematuros con defectos cardíacos.

El Piccolo Occluder es más pequeño que un guisante. El oclusor AMPLATZER Piccolo ™ es un dispositivo percutáneo, transcatéter, de oclusión, destinado al cierre no quirúrgico del conducto arterioso persistente (Patent Ductus Arteriosus-PDA).

El PDA es un defecto cardíaco congénito común que se caracteriza por una abertura entre dos vasos sanguíneos que sale del corazón, lo que resulta en dificultad para respirar.

Al cerrar la conexión entre dos vasos sanguíneos que salen del corazón de los bebés prematuros, llamado conducto arterioso persistente, se bloquea el flujo nocivo de sangre hacia los pulmones prematuros y los bebés pueden respirar más fácilmente y salir del respirador que los mantiene vivos. Se administra al corazón a través de un catéter en un procedimiento mínimamente invasivo, lo que permite a los médicos tratar la PDA sin someter a los bebés a una cirugía de tórax abierto.

El dispositivo puede insertarse a través de la arteria aórtica o pulmonar, así como recuperarse y redistribuido.

Alrededor de 12.000 bebés prematuros nacidos en los EE. UU. cada año sufren de un PDA agrandado. Unos 36.000 niños en Europa nacen con esta afección. El oclusor AMPLATZER Piccolo ™ fue aprobado en enero del 2019 por la Food and Drug Administration-FDA, de EE. UU. Con la aprobación gubernamental reciente, será el el primer dispositivo para tratar el conducto arterioso persistente en bebés prematuros.