fbpx

Identifican un gen clave para aumentar el contenido proteico de la soja

El descubrimiento tendría enorme impacto en la proteína disponible para el ganado y los humanos en todo el mundo

La soja es la mayor fuente de alimentación de proteína animal en el mundo. La semilla de soja, comercializada a nivel mundial, tiene altos niveles de proteína y aceite.

Un análisis de la cadena de suministro demuestra que el 85 % de toda la producción de soja se tritura en harina para animales (peces, aves, cerdos y ganado bovino) o aceite vegetal. El otro 15% se vende como granos enteros.

La producción mundial de soja se ha disparado en los últimos años, en parte debido a la mayor demanda de alimentos para animales de China y Europa.

Después de 30 años, los científicos de la Universidad de Illinois han identificado el gen con el mayor impacto en la proteína de la semilla de soja. Se trata de un gen específico, Glyma.20G85100, sin una función conocida hasta el momento. Es uno de los muchos loci de rasgos cuantitativos, como la altura de la planta, el rendimiento o, en este caso, el contenido de proteínas.

Como la mayoría de los genes, Glyma.20G85100 viene en múltiples formas o alelos. Según el alelo que se encuentre en una línea de soja en particular, el contenido de proteína de la semilla puede ser alto o bajo. La mayoría de las líneas comerciales de soja contienen el alelo bajo en proteínas.

El gen parece ser parte de la maquinaria circadiana de la planta de soja; la forma en que la planta realiza un seguimiento del tiempo para maximizar la fotosíntesis durante el día, determinar cuándo florecer y producir semillas, y muchos otros procesos.

La soja tiene alrededor de un 40 % de proteína, y este gen aumenta eso en un 2 %. En comparación con cualquier otro gen de proteína de semilla que se haya mapeado para la soja, es al menos el doble.

Si se lograra poner la forma alélica del gen rica en proteína en variedades cultivadas comercialmente, estaríamos viendo un aumento significativo en la proteína para el ganado y los humanos en todo el mundo. Un aumento de un solo punto porcentual en la concentración de proteína representaría millones de toneladas de proteína.

El descubrimiento del gen de la proteína podría marcar un punto de inflexión para la seguridad alimentaria, si funciona para amplificar la proteína en el cultivo a nivel mundial.