fbpx

Semillas de algodón OGM fueron aprobadas como comestibles

La semilla genéticamente modificada contiene niveles ultrabajos de la toxina gosipol,

La Food and Drug Administration (FDA) aprobó en 2019 la semilla de algodón genéticamente modificada para consumo humano, luego de que fuera autorizada su comercialización por el United States Department of Agriculture (USDA).

El nuevo cultivo consiste en una planta de algodón con semillas comestibles hechas mediante biotecnología, y fue creado por científicos de la Texas A&M University, que han estado trabajando en su desarrollo durante 23 años.

Los investigadores diseñaron las plantas de algodón para bloquear la actividad del gen de una enzima llamada δ-cadineno sintasa en sus semillas, lo que a su vez impide que las semillas produzcan una toxina llamada gosipol.

La semilla de algodón es un recurso potencial ya que contiene grandes cantidades de aceite y proteínas de alta calidad. Sin embargo, las semillas no son directamente comestibles para la mayoría de los mamíferos debido a la presencia de gosipol. El gosipol es un terpenoide que la planta produce como insecticida natural. Una variedad que carece naturalmente de gosipol, denominada Hopi, es comestible pero vulnerable a las plagas.

Los investigadores usaron la tecnología de interferencia de RNA (iRNA). La iRNA es un proceso biológico en el que moléculas de RNA inhiben la expresión o traducción de genes, neutralizando las moléculas de RNA mensajero (mRNA) que codifican proteínas específicas.

El rasgo resultó estable a través de varias generaciones en el invernadero. También hicieron que fuera específico de la semilla, porque no deseaban eliminar el gosipol de otras partes de la planta, donde tiene una función útil, protegiéndola de insectos. Así identificaron un promotor activo solo en la semilla y en ninguna otra parte de la planta, con el que controlaron el silenciamiento genético en la semilla de algodón.

Los productores de algodón cultivan algodón principalmente por la fibra. De la semilla de algodón se extrae aceite y gosipol, que se elimina mediante el refinado. Lo que queda de la semilla luego de la extracción contiene muchas proteínas, y se puede usar para alimentar rumiantes, como los bovinos. Los monogástricos, como el pollo, los cerdos, los peces, no pueden alimentarse con la semilla de algodón normal porque no toleran el gosipol. Como la semilla de algodón GMO es ultrabaja en gosipol, se puede alimentar a estos animales, y también usarse como fuente de alimento para humanos.

Cotton Incorporated, una organización sin fines de lucro apoyada por los productores de algodón de EE. UU., fue uno de los principales financiadores del desarrollo de la semilla de algodón comestible.

La proteína presente en la producción global de semilla de algodón podría satisfacer los requisitos básicos de proteínas de casi 500 millones de personas. Así, el algodón comestible podría aportar a la seguridad nutricional, dada la calidad de los nutrientes que posee.