fbpx Kamagra Jelly Pagar Envio Viagra Wikipedia Free Encyclopedia Doxycycline Dosage Cialis Y Otras

DSM ensaya con Fonterra reducir la huella de carbono de los sistemas agrícolas pastoriles

Trabajarán en la reducción de las emisiones de metano en las granjas en Nueva Zelanda.

La colaboración de larga data entre las empresas crece para acelerar el uso del inhibidor de metano Bovaer® de DSM en las vacas lecheras de Nueva Zelanda. DSM debe probar si Bovaer® puede funcionar en un lugar donde las vacas se alimentan predominantemente de pasto.

Fonterra es la mayor cooperativa láctea del mundo propiedad de 10.500 productores de Nueva Zelanda. Si bien un nuevo análisis publicado confirma que las granjas lecheras de Nueva Zelanda tienen la huella de carbono más baja dentro de 18 países analizados, todavía sigue siendo un gran desafío para Nueva Zelanda, donde comprende casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del país.

Durante los últimos 10 años, DSM llevó a cabo 35 ensayos de ganado vacuno y lácteos en granjas en todo el mundo y en varios sistemas de alimentación. Demostraron que se puede lograr una reducción de metano entérico de alrededor del 30%. En algunos ensayos se llegó a una reducción de hasta el 80%. Además, se han publicado más de 25 estudios revisados ​​por pares de los efectos de Bovaer®. Este aditivo para piensos es el primer resultado del Proyecto de investigación y desarrollo Clean Cow de DSM, iniciado hace 10 años.

El principio activo de Bovaer® es el 3-nitrooypropanol (3-NOP). Solo un cuarto de cucharadita de Bovaer® por vaca por día suprime la enzima que desencadena la producción de metano en el rumen de la vaca y reduce constantemente la emisión de metano entérico en aproximadamente un 30%. Surte efecto de inmediato y se descompone de manera segura en el sistema digestivo normal de la vaca. Tan pronto como deja de administrarse el aditivo, se reanuda la producción total de metano y no hay efectos duraderos en la vaca.

El metano es un gas de efecto invernadero que, como el dióxido de carbono, contribuye al cambio climático. El metano es un gas de vida corta, pero mucho más potente que el CO2 y los rumiantes, en especial los bovinos, emiten alrededor del 20% de los gases metano a nivel mundial.

Por lo tanto, la reducción de las emisiones globales de metano de las vacas tendrá como resultado un impacto inmediato y, por lo tanto, ayudará a ralentizar el ritmo del calentamiento global en la próxima década, para facilitar que la sociedad tome medidas a más largo plazo para reducir el CO2.


Sitemap