Las grandes farmacéuticas se unen a la lucha contra las superbacterias

Veinte compañías líderes esperan tener 2 a 4 nuevos antibióticos en 2030.

La resistencia a antimicrobianos (Antimicrobial Resistance/AMR) es una amenaza creciente para el mundo, que está perdiendo su herramienta más poderosa en el cuidado de la salud: los antibióticos.

Las infecciones pueden afectar a cualquier persona, de cualquier edad, en cualquier país. La AMR es un problema universal que nos afecta a todos: todos estamos en riesgo. Confiamos en la disponibilidad de antibióticos efectivos para poder sobrevivir a las infecciones, causadas por microorganismos que evolucionan permanentemente, volviéndose resistentes a los tratamientos.

Nos enfrentamos a una amenaza global silenciosa y lenta que mata a unas 700.000 personas cada año debido al aumento incontrolado de superbacterias resistentes a los antibióticos. Esta crisis mundial tiene el potencial de llegar a ser tan grande o incluso mayor que COVID-19 en términos de muertes y costos económicos. Sabemos que la RAM nos lleva indefectiblemente a una crisis sanitaria.

Hoy en día hay muy pocos antibióticos en desarrollo clínico para satisfacer las necesidades actuales y futuras, según una evaluación reciente de Pew Charitable Trusts. La mayoría de estos compuestos están siendo desarrollados por pequeñas empresas de biotecnología.

El desarrollo de antibióticos es un proceso largo, complejo y arriesgado, y muchos en desarrollo fracasan en el camino. La inversión en la última etapa es limitada. Sin un mercado de antibióticos viable, las empresas de biotecnología que desarrollan nuevos antibióticos no pueden encontrar financiación para el desarrollo clínico,

Las empresas farmacéuticas líderes, con el apoyo de International Federation of Pharmaceutical Manufacturers and Associations (IFPMA), crearon el AMR Action Fund, un fondo que posibilitará que las drogas candidatas innovadoras lleguen a las etapas finales del desarrollo y su acceso al mercado.

Entre los inversores de AMR Action Fund se encuentran empresas como Lilly, Merck, MSD, GSK, Novartis, Bayer, Johnson & Johnson, Roche, Takeda, Boehringer Ingelheim, Teva, Chugai, Amgen, Novo Nordisk, y Pfizer.

El AMR Action Fund espera invertir más de mil millones de dólares con el apoyo de futuros socios, como bancos de desarrollo, organizaciones filantrópicas, organismos multilaterales, socios estratégicos y otros fondos de inversión. El objetivo es llevar al mercado de 2 a 4 nuevos antibióticos para 2030.

Además, el AMR Action Fund establecerá una plataforma de capacidades para brindar apoyo técnico de la industria farmacéutica a las empresas de desarrollo.

Las inversiones se harán sobre la base de las listas de prioridades de patógenos de la Organización Mundial de la Salud y los Centers for Disease Control and Prevention de los EE. UU., priorizando nuevos tratamientos antibacterianos con utilidad clínica significativa y diferenciada.

Más en Frontera

Las fórmulas infantiles incorporan ingrediente esencial de la leche materna

La 2´fucosillactosa interviene en el desarrollo del sistema inmune.

Reino Unido inicia ensayo fase 3 de la vacuna de Janssen contra COVID-19

Comenzará con 6.000 voluntarios pero se extenderá a 30.000 en seis países.

Cargill y otros grandes aumentan su provisión de aceite de palma certificado

El aceite de palma certificado segregado se produce de manera sustentable, sin deforestación.