fbpx

¿Cuál es la amenaza de la variante india del SARS-CoV-2?

La variante B.1.617 podría ser parcialmente responsable del aumento actual de infecciones por SARS-CoV-2 en la India, aunque las consecuencias de sus mutaciones aún no son concluyentes

El 11 de mayo la OMS declaró al linaje B.1.617 como una Variante de Preocupación (Variant of Concern o VOC) en lugar de una Variante de Interés (Variant of Interest o VOI). Por lo tanto, se agregó a la lista que contiene otras tres variantes de SARS-CoV-2, las que se detectaron por primera vez en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica.

Las VOC son las que se consideran más peligrosas que la forma original del virus que se vio por primera vez en China a fines de 2019. Ese peligro se debe a la mayor transmisibilidad, letalidad y/o escape a la acción protectora de las vacunas.

Reportado por primera vez en India en diciembre de 2020, B.1.617 se ha detectado ya en 44 países. Tres sublinajes del B.1.617 han sido identificados: B.1.617.1, B.1.617.2 y B.1.617.3. Los sublinajes se diferencian por unas pocas mutaciones, potencialmente relevantes, en la proteína S o spike.

Hasta ahora se sabe poco sobre los efectos de estas alteraciones, sobre la gravedad de la enfermedad o la capacidad del virus para evadir la inmunidad obtenida a través de infecciones o vacunas.

La denominación de doble mutante de B.1.617 proviene de cambios que alberga que son similares a los de otras variantes conocidas.

La mutación L452R también se encuentra en la variante B.1.427 / B.1.429 identificada por primera vez en California, donde se ha asociado con una mayor transmisibilidad.

Otra mutación de B.1.617, llamada E484Q, es similar a la mutación E484K encontrada en la variante P.1 o Manaos, que se detectó por primera vez en Brasil, y en la variante B.1.351, también conocida como variante sudafricana. E484K se conoce como una «mutación de escape» porque parece ayudar al virus a evadir parcialmente la inmunidad conferida por infecciones o vacunas previas..

Un análisis preliminar realizado por la OMS utilizando secuencias enviadas a GISAID sugiere que B.1.617.1 y B.1.617.2 tienen una tasa de crecimiento sustancialmente más alta que otras variantes circulantes en la India, lo que sugiere un posible aumento de la transmisibilidad.

GISAID (Global Initiative on Sharing All Influenza Data), es una iniciativa científica global (originalmente creada para compartir datos genómicos del virus de la  influenza aviar altamente patógena H5N1) que proporciona acceso abierto a los datos genómicos del nuevo coronavirus responsable de la pandemia Covid-19.

Los impactos potenciales del linaje B.1.617 sobre la efectividad de las vacunas o la terapéutica, o los riesgos de reinfección, siguen siendo inciertos.

Los estudios de laboratorio preliminares en espera de revisión por pares sugieren una reducción limitada en la neutralización por anticuerpos; sin embargo, los impactos en el mundo real pueden ser limitados.

Un estudio encontró una reducción de siete veces en la efectividad de la neutralización contra B.1.617.1 de los anticuerpos generados por la vacunación con las vacunas Moderna – mRNA1273 y Pfizer BioNTech-Comirnaty.

Un segundo estudio también encontró una reducción en la neutralización contra el virus portador de la mutación E484Q (contenida en B.1.617.1 y B.1.617.3) para la vacuna Pfizer BioNTech – Comirnaty, similar a la encontrada con la mutación E484K.

Un tercer estudio que revisó una muestra limitada de sueros convalecientes de casos de COVID-19 (n = 17) y sueros de receptores de la vacuna india Bharat-Covaxin (n = 23) concluyó que la mayor parte de la actividad neutralizante contra B.1.617 se mantuvo.

Un cuarto estudio informó una disminución de aproximadamente tres veces en la actividad de neutralización por plasma de los receptores de la vacuna Pfizer BioNTech – Comirnaty (n = 15) contra B.1.617, y una disminución limitada de dos veces en sueros convalecientes de casos con COVID-19 grave. (n = 15). El mismo estudio mostró que B.1.617.1 (con mutaciones de la proteína S adicionales R21T y Q218H, media una mayor entrada en ciertas líneas celulares humanas e intestinales y era resistente al anticuerpo monoclonal Bamlanivimab; sin embargo, fue inhibido eficazmente por Imdevimab y por un cóctel de Casirivimab e Imdevimab.

Sin embargo, el problema sigue sin ser concluyente hasta que se realicen estudios en entornos del mundo real y los estudios publicados sean revisados por pares.

En Argentina, las variantes indias B.1.617.2 y B.1.617.1 y la variante sudafricana B.1.351 fueron identificadas el 11 de mayo en viajeros que habían ingresado al país el 24 de abril y permanecían aislados.