fbpx

Con nanoestructuras metalo-orgánicas se pueden identificar simultáneamente múltiples bacterias que contaminan los alimentos

El método es una herramienta prometedora para detectar rápidamente bacterias que producen toxico-infecciones alimentarias

Científicos de la Osaka Metropolitan University (OMU) han desarrollado un método simple y rápido para identificar simultáneamente múltiples bacterias que contaminan los alimentos, basado en las diferencias de color en la luz dispersada por estructuras nanohíbridas (Nanohybrids structures – NHs) de metales orgánicos a escala nanométrica que se unen a esas bacterias a través de anticuerpos.

Un estudio reciente publicado en Analytical Chemistry propone una estrategia para la detección óptica de múltiples especies bacterianas basada en las propiedades ópticas de híbridos metalo – orgánicos a escala nanométrica. Los científicos de OMU detectaron con éxito bacterias que producen toxico-infecciones alimentarias, como Escherichia. coli O26, Escherichia coli O157 y Staphylococcus aureus como luz dispersa blanca, roja y azul bajo el microscopio.

Las pruebas bacterianas se realizan para detectar bacterias que contaminan los alimentos en las fábricas de alimentos, pero en general se necesitan más de 48 horas para obtener resultados por los métodos tradicionales de cultivo. Por lo tanto, sigue existiendo una demanda de métodos de prueba rápidos para eliminar los accidentes por toxico-infección alimentaria.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año las enfermedades de transmisión alimentaria afectan a 600 millones de personas en todo el mundo, casi 1 de cada 10 personas, de las cuales 420.000 mueren.

El equipo de investigación utilizó las propiedades ópticas de los NHs de metales orgánicos (compuestos que consisten en partículas de polianilina que encapsulan una gran cantidad de nanopartículas de metal) para identificar rápida y simultáneamente bacterias como Escherichia coli enterohemorrágica (E. coli O26 y E. coli O157) y Staphylococcus aureus.

Los NHs de metales orgánicos producen una dispersión de la luz más fuerte que las nanopartículas de metal del mismo tamaño. Estos NHs exhiben diferentes colores de luz dispersada (blanco, rojo y azul) dependiendo de los elementos metálicos de las nanopartículas (oro, plata y cobre).

El equipo introdujo anticuerpos que se unen específicamente a E. coli O26, E. coli O157 y S. aureus en los NHs de metales orgánicos y evaluó las propiedades de unión de los NHs conjugados con anticuerpos a especies bacterianas específicas.

Como resultado, E. coli O26, E. coli O157 y S. aureus se observaron como luz dispersa blanca, roja y azul, respectivamente, bajo el microscopio de campo oscuro equipado con una lámpara halógena, un condensador de campo oscuro y una cámara acoplada. Además, al agregar cantidades predeterminadas de E. coli O26, E. coli O157 y S. aureus a muestras de carne que contenían varias especies de bacterias, el equipo logró identificar simultáneamente cada especie bacteriana agregada. El método puede identificar varios tipos de bacterias cambiando los anticuerpos que se van a introducir.

Los NHs de metales orgánicos son una herramienta prometedora para detectar rápidamente bacterias en los sitios de fabricación de alimentos y, mejorar por lo tanto, la seguridad alimentaria.