fbpx

Cómo un compuesto natural mata una de las bacterias más resistentes a los antibióticos

La hidroquinina podría ser eficaz contra Pseudomonas aeruginosa, un germen que puede causar infecciones graves en pacientes hospitalizados

Pseudomonas aeruginosa es una bacteria que a menudo provoca infecciones que afectan a distintos órganos en pacientes hospitalizados después de una cirugía.

Recientemente se descubrió que la hidroquinina, un compuesto orgánico que se encuentra en la corteza de algunos árboles, tiene actividad para esta especie bacteriana y varias otras bacterias clínicamente importantes, incluidas Staphylococcus aureus, Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae.

El equipo detrás del descubrimiento, perteneciente a la University of Portsmouth de Reino Unido, y las Naresuan University y Pibulsongkram Rajabhat University, ambas de Tailandia, ha explorado las respuestas moleculares de las cepas de Pseudomonas aeruginosa a la hidroquinina, observando qué genes se activaron y cuáles se desactivaron en respuesta a la droga.

Hay varios factores en P. aeruginosa que ayudan a la virulencia, incluidos flagelos, pili, enzimas degradantes, biopelícula, toxinas, sistemas de secreción especializados, pigmentos (p. ej., piocianina) y moléculas de señalización de célula a célula.

Ya se sabe que la hidroquinina, un compuesto alcaloide orgánico, es un agente eficaz contra la malaria en humanos, pero hasta ahora ha habido poca investigación sobre sus propiedades contra bacterias resistentes a los antibióticos. Se sabe que tiene actividad antimicrobiana contra cepas de P. aeruginosa, tanto sensibles como multirresistentes a los antibióticos, pero aún no se habían caracterizado su acción sobre los factores de virulencia de P. aeruginosa.

El nuevo estudio, publicado en Antibiotics, reveló que la hidroquinina altera significativamente los niveles de expresión de los factores de virulencia de Pseudomonas aeruginosa. El perfil transcriptómico de alto rendimiento reveló cuál es el efecto inhibitorio de la hidroquinina sobre los factores de virulencia en P. aeruginosa.

Con frecuencia muchos antibióticos no funcionan con P. aeruginosa, pero los experimentos con hidroquinona encontraron que los genes relacionados con flagelos eran significativamente suprimidos por la droga. Al analizar los fenotipos celulares, P. aeruginosa tratada con hidroquinina exhibió inhibición de la motilidad, reducción de la producción del pigmento piocianina y alteración de la formación de biopelículas.

Las bacterias resistentes a los antibióticos son una amenaza para la salud pública mundial, produciendo millones de infecciones con un elevado número de muertes al año. La resistencia a los antimicrobianos ocurre cuando los gérmenes adquieren genes que les otorgan mecanismos de resistencia y ya no responden a los medicamentos, lo que dificulta el tratamiento de las infecciones. En el futuro, una mayor elucidación de los mecanismos inhibidores de la hidroquinina contra P. aeruginosa podría determinar su uso potencial en la clínica.