fbpx

Comienza la remediación ambiental del uranio de Sierra Pintada

Se eliminarán casi 14 toneladas de uranio.

A través de una resolución, el Gobierno de Mendoza avanza con la remediación de los residuos contaminantes que han quedado en el complejo minero fabril Sierra Pintada. El trabajo en su fase inicial implicará extraer unas 14 toneladas de uranio que se encuentra enterrado en suelo sanrafaelino.

En ese complejo, la Comisión de Energía Atómica- CONAE- explotó hasta 1997 un yacimiento de uranio. Pero la explotación cesó cuando fue más económico importar ese insumo que producirlo localmente. Posteriormente, se consideró reabrirla, pero los proyectos tuvieron impedimentos legales y el caso llegó hasta la Corte Suprema de la Nación, que finalmente falló en contra de volver a explotarla.

Y quedaron los pasivos ambientales cuya solución se fue postergando. Ahora, la Provincia acordó con el organismo nacional que comience la remediación de los residuos contaminantes que se generaron durante varios años.

Uno de los objetivos principales es tratar el agua de cantera y los residuos sólidos que existen en el lugar. Luego, las colas y los minerales del tratamiento, que constituyen pasivos de menor riesgo.

La Fase I incluye el tratamiento de los residuos sólidos, con alto contenido de uranio, confinados en 5.223 tambores de 200 litros provenientes del tratamiento del uranio de Sierra Pintada procesado en Dioxitex, Córdoba, que se encuentran depositados en San Rafael desde la década del 90. Además, el tratamiento conjunto de casi 1 millón de m3 de agua almacenada en las canteras con contenidos de uranio, radio y arsénico superiores a los límites admisibles.

Con este procedimiento se eliminarán de suelo sanrafaelino casi 14 toneladas de uranio que actualmente se encuentra enterrado en las denominadas trincheras.

Durante la etapa de remediación, Ambiente implementará un programa de vigilancia para el control del agua superficial y subterránea, el aire, el suelo y la flora.