fbpx

China sigue detectando coronavirus en alimentos importados

Los productos serían positivos a la prueba de RNA del SARS-CoV-2.

Desde julio, se ha informado de contaminación por RNA del SARS-CoV-2 en alimentos congelados importados de países con epidemias en al menos nueve provincias de China.

La detección de RNA de SARS-CoV-2 no implica necesariamente riesgo, sino condiciones de manipulación inadecuadas, ya que las pruebas de detección usadas no diferencian si se trata de virus infeccioso o restos de RNA viral.

Los informes recientes incluyen la detección de coronavirus en paquetes de camarones de Arabia Saudita, pescado de India, carne de res de Brasil y Argentina y cerdo de Alemania. También salmón importado de Noruega, pollo de Brasil y camarones de Ecuador, o su empaque, dieron positivo para el virus después de las pruebas en China.

El envío de Argentina había entrado por el puerto de Shanghai. El 9 de noviembre, parte del mismo fue transferido a una cámara frigorífica en la ciudad de Nanjing, la capital de Jiangsu. El 10 de noviembre, las autoridades de Nanjing detectaron ácido nucleico de SARS-CoV-2 en el empaque exterior. El frigorífico responsable recibió una suspensión temporal de sus envíos.

Por otra parte, la ciudad china de Jinan dijo durante el fin de semana que había encontrado SARS-CoV-2 en carne de res y callos, y en sus empaques, de Brasil, Bolivia y Nueva Zelanda, mientras que otras dos capitales provinciales lo detectaron en empaques de carne de cerdo de Argentina.

La primer ministra de Nueva Zelanda dijo que hubo pruebas positivas en el empaque de productos de carne vacuna de Argentina, y que algunos productos de Nueva Zelanda se encontraban en la misma cámara frigorífica. Nueva Zelanda eliminó con éxito el COVID-19 de la comunidad dos veces y actualmente tiene pocos casos activos aislados.

En agosto, los científicos chinos publicaron que el gran brote en Beijing en junio pudo deberse a la introducción de salmón contaminado en un mercado mayorista.

El riesgo de enfermarse con COVID-19 por comer o manipular alimentos, incluidos los alimentos congelados y los productos y paquetes de alimentos, se considera muy bajo. COVID-19 se propaga con menos frecuencia a través del contacto con superficies contaminadas según los Centers for Disease Control and Prevention.