fbpx

Canadá aprueba la primera vacuna COVID-19 producida en plantas

Se trata de Covifenz, una vacuna formulada en base a pseudovirus recombinantes sintetizados en una planta de la familia del tabaco

Health Canada, el departamento responsable de la política nacional de salud de Canadá, aprobó la primera vacuna COVID-19 producida en una planta del mundo para su uso en adultos de 18 a 64 años.

Medicago es la compañía farmacéutica con sede en Quebec que produce la vacuna y que suministrará 76 millones de dosis al gobierno canadiense.

Se trata de Covifenz, una vacuna constituida por partículas similares a virus o pseudovirus (virus-like particules-VLP), recombinantes, con adyuvante. Medicago utiliza Nicotiana benthamiana, una planta que es muy utilizada en virología vegetal, debido principalmente a la gran cantidad de virus que pueden infectarla con éxito, además de su rápida tasa de crecimiento y su capacidad natural para expresar secuencias genéticas heterólogas, que la hacen particularmente adecuada para la producción de productos biofarmacéuticos.

Por lo tanto, el proceso celular natural de Nicotiana benthamiana se aprovecha temporalmente para producir pseudovirus que contienen la proteína S o spike del SARS-CoV-2 pero que no son capaces de causar enfermedad. Luego, las partículas se purifican a partir de las plantas y se combinan con un adyuvante fabricado por la compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline, que estimula el sistema inmunológico.

Covifenz puede conservarse a temperaturas entre 2 ºC y 8 ºC. La aprobación se basó en los resultados de un estudio de 24.000 adultos en seis países. Se encontró que la vacuna fue 75,3 % efectiva contra la variante Delta del virus y 71 % efectiva contra todas las variantes de coronavirus excepto Omicron, que no era frecuente cuando el estudio estaba en marcha.

Se informó que los efectos secundarios de la vacuna fueron leves e incluyeron fiebre y fatiga. Se recomiendan dos dosis administradas por vía intramuscular con 21 días de diferencia.

La compañía planea generar vacunas específicas de Omicron, recopilando datos de inmunogenicidad y respuesta de anticuerpos contra Omicron.