fbpx Bilaxten Infarmed Viagra Ice Cream Viagra Seeds Uso De Levitra Original Viagra Pills Cerebrum Forte Shot Cialis Remboursement Sécurité Sociale

Anticuerpos biespecíficos: un tratamiento potencial contra COVID-19

Doble ataque contra el Sars-CoV-2, un solo anticuerpo se une a dos sitios diferentes en la proteína S.

La inmunoterapia pasiva, basada en la transferencia de anticuerpos, ofrece resultados prometedores en la lucha contra COVID-19, al bloquear proteínas específicas del virus, evitando así su ingreso a las células y facilitando su eliminación por el sistema inmune del paciente.

El JRC (Joint Research Centre) de la Unión Europea, en colaboración con los socios del proyecto de investigación ATAC (Antibody Therapy Against Coronavirus), desarrolló un anticuerpo de segunda generación, biespecífico, que es eficaz para neutralizar el virus SARS-CoV-2 y sus variantes, y que podría usarse tanto en la prevención como en el tratamiento de COVID- 19, según el estudio publicado en Nature.

El consorcio produjo una molécula biespecífica (CoV-X2) basada en dos anticuerpos derivados de donantes convalecientes de COVID-19, C121 y C1353.

CoV-X2 se une simultáneamente a dos sitios independientes en el RBD (Receptor Binding Domain) de la proteína S y evita la unión de S al receptor celular del virus (ACE2). Además, CoV-X2 neutraliza el SARS-CoV-2 y sus variantes de interés, por lo que sigue siendo potente incluso si uno de los dos sitios sufre una mutación significativa.

En un modelo en ratón de infección por SARS-CoV-2 con inflamación pulmonar, CoV-X2 protegió de la enfermedad y suprimió el escape viral. CoV-X2 se unió con muy alta afinidad a varias mutantes, incluidas las variantes naturales B.1, B.1.1.7 (Británica) y B.1.351 (Sudafricana). La muy alta afinidad entre el anticuerpo y ambos sitios fue un hallazgo muy bueno, ya que podría resultar que el anticuerpo se uniera débilmente a uno y no fuera efectivo.

Los científicos han utilizado la infraestructura de alta complejidad del JRC Nanobiotechnology Laboratory para medir la pureza, estabilidad, unión y biocompatibilidad de este anticuerpo biespecífico.

El trabajo fue liderado por el Institute for Research in Biomedicine, Università della Svizzera Italiana. El consorcio también incluye el Karolinska Institutet como coordinador, e instituciones de Italia, EE. UU., Suecia y República Checa.

Ahora se está preparando un ensayo clínico de fase 1 en voluntarios sanos. Los ensayos se llevarán a cabo en Italia, el lugar del primer brote de COVID-19 en Europa.

Si el concepto de anticuerpo biespecífico funciona para SAR-CoV-2, el grupo planea utilizar modelos informáticos y animales para predecir posibles mutaciones que podrían ocurrir en un virus y encontrar soluciones antes de que surja un problema real. Han identificado secuencias de virus de animales que aún no infectan a los humanos, pero que son susceptibles de sufrir una mutación y dar un salto de especie. Con esa información se podrían establecer bancos de anticuerpos. Por otra parte, un solo anticuerpo sería menos costoso de producir que un cóctel de dos.


Sitemap