Xylella fastidiosa: amenaza mundial para olivos y cítricos

Xylella fastidiosa es un patógeno emergente para varios cultivos agrícolas.

Alrededor de 350 especialistas en sanidad vegetal de todo el mundo asistieron a la conferencia sobre Xylella fastidiosa del 29 al 30 de octubre en Córcega. Durante dos días de intensas discusiones sobre cómo la ciencia puede ayudar a encontrar soluciones a la plaga vegetal que está causando daños ambientales y económicos no solo en Europa, sino a nivel mundial.

La conferencia fue organizada por la European Food Safetey Authority (EFSA) junto al Institut national de la recherche agronomique (INRA); la Agence nationale de sécurité sanitaire de l’alimentation, de l’environnement et du travail (ANSES), entre otros organismos, y los proyectos financiados por la UE POnTE, XF-ACTORS, CURE-XF, EuroXanth; y la red Euphresco para la coordinación y financiación de investigaciones fitosanitarias.

Xylella fastidiosa (Xf) es una bacteria de cuarentena para la Unión Europea (UE) que constituye la mayor amenaza emergente, en especial para los países mediterráneos por la gran variedad de plantas huéspedes a las que infecta, así como por su forma de transmisión mediante insectos vectores de diversa naturaleza.

Dicha bacteria presenta un enorme potencial patogénico ya que, además del olivo, infecta y causa enfermedad severa en otros cultivos agrícolas de gran importancia económica como son los cítricos y la vid, donde es la causa de la enfermedad de Pierce, un problema importante para los productores de vino en los Estados Unidos y América del Sur.

Varios países europeos, como España, Francia y Portugal, principales productores mundiales de oliva, están actualmente bajo planes de erradicación, reforzando sus investigaciones y protocolos sanitarios para encontrar un procedimiento que detenga a las enfermedades, y para evitar su propagación. En América está principalmente presente en EE. UU., Canadá, Brasil y también Argentina.

En Argentina tuvo su primera aparición en olivos de la variedad Arauco en nuestro país en el año 2013 en las provincias de Córdoba y La Rioja. Actualmente está presente en olivos de varias provincias argentinas. Esta bacteria es transmitida por insectos vectores.

Prácticamente cualquier especie de cicadélidos o cercópidos que son hemípteros chupadores de la xilema pueden ser vectores potenciales de la bacteria. También puede ser transmitida a través de injertos infectados. El principal riesgo de entrada de la bacteria en otros continentes es a través del comercio y transporte de material vegetal infectado.

Una vez que Xyllela fastidiosa invade una planta obstruye los tejidos vasculares que transportan el agua y los nutrientes desencadenando los síntomas que varían de unos hospedadores a otros.

Más en Frontera

SARS-CoV-2 en animales: que se sabe sobre el riesgo de transmisión

Varias especies animales han demostrado ser susceptibles a la infección con SARS-CoV-2.

El mundo está libre de la Peste Bovina, pero debe mantenerse alerta

La Peste Bovina o Rinderpest fue declarada erradicada del planeta en 2011.

Un panel de expertos de EE. UU. desarrolla pautas de tratamiento para COVID-19

El documento proporciona información sobre las terapias antivirales y las basadas en el sistema inmune.