Una plataforma analizará los datos de todos los pacientes de COVID-19 en EE. UU.

Los National Institutes of Health lanzan plataforma de análisis de datos para acelerar los tratamientos.

A través del llamado National COVID Cohort Collaborative (N3C), centralizará y analizará los datos de casos de COVID-19, para comprender la enfermedad y desarrollar tratamientos. 

Los National Institutes of Health (NIH) han lanzado un enclave centralizado y seguro para almacenar y estudiar grandes cantidades de datos de registros médicos de personas diagnosticadas con enfermedad por coronavirus en todo el país. 

El N3C está financiado por el National Center for Advancing Translational Sciences (NCATS), parte de los NIH. La iniciativa creará una plataforma de análisis para recopilar sistemáticamente datos clínicos, de laboratorio y de diagnóstico de organizaciones de atención médica en todo el país.

Los datos residen y permanecen en la base de datos segura y basada en la nube de NCATS certificada a través del Federal Risk and Authorization Management Program (FedRAMP), que proporciona evaluación estandarizada, autorización y monitoreo continuo para productos y servicios en la nube asegurando la validez de los datos mientras protege privacidad del paciente.

El acceso a los datos estará abierto a todos los usuarios aprobados, independientemente de si aportan datos. Los datos se proporcionan a NCATS como un conjunto de datos limitados que retiene solo dos elementos de los 18 incluidos en HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act): el código postal del proveedor de atención médica y las fechas de servicio.

Los usuarios aprobados deben analizar los datos dentro de la plataforma. Además, los datos de N3C se utilizarán solo para fines de investigación de COVID-19, incluida la investigación clínica y traslacional y la vigilancia de salud pública.

Actualmente hay 35 sitios colaboradores en todo EE. UU. y la plataforma contiene diversos datos de individuos con COVID-19. Los sitios contribuyentes agregan datos demográficos, síntomas, medicamentos, resultados de pruebas de laboratorio y datos de resultados regularmente durante un período de cinco años, lo que permite el estudio inmediato y a largo plazo del impacto de COVID-19 en los resultados de salud.

La plataforma está diseñada para permitir enfoques de aprendizaje automático y análisis estadísticos, identificando conexiones y patrones más rápidamente de lo que se puede hacer a través de las metodologías tradicionales. Estos enfoques analíticos avanzados requieren conjuntos de datos grandes y sólidos para generar resultados estadísticamente.

Más en Frontera

Las infecciones intestinales podrían acelerar las enfermedades neurodegenerativas

Bacterias y parásitos influyen en el desarrollo de ciertas patologías.

La pandemia de COVID-19 duplicaría el número de personas con hambre aguda en el mundo

El World Food Programme llama a mantener la asistencia alimentaria a 100 millones de personas vulnerables.

Un panel de expertos de EE. UU. desarrolla pautas de tratamiento para COVID-19

El documento proporciona información sobre las terapias antivirales y las basadas en el sistema inmune.