Mendoza exporta Moscas del Mediterráneo estériles

La provincia posee una de las bioplantas más importantes del mundo.

Mendoza, a través del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (ISCAMEN), iniciará el envío a Marruecos de 440 millones de moscas del Mediterráneo estériles, para el control de la plaga en ese país.

El ISCAMEN desarrolla la técnica de control denominada Técnica de los Insectos Estériles (TIE), para el control de la mosca del Mediterráneo. La TIE consiste en la liberación al medio ambiente de ejemplares machos esterilizados con radiación regulada por la Comisión Nacional de Energía Atómica, los cuales al cruzarse con hembras fértiles no dejan descendencia. Disminuye así de forma ecológica la población de insecto/plaga a controlar.

Este método está reconocido como el más eficaz por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y el Organismo Internacional de Energía Atómica.

En su Bioplanta Santa Rosa, una de las cuatro más importantes del mundo, el ISCAMEN produce cerca de 400 millones de insectos estériles por semana, a fin de mantener aproximadamente el 70% del territorio mendocino declarados libres de la mosca de Mediterráneo, como el Valle de Uco y el Sur provincial. En tanto, los oasis Norte y Este son considerados Áreas de Escasa Prevalencia de la plaga. Estos status sanitarios son reconocidos internacionalmente.

El ISCAMEN está a la vanguardia internacional en la materia. Los insectos cumplen con las características biológicas necesarias para combatir la plaga, por lo que el ISCAMEN está en condiciones de ampliar la exportar de su producción a otros países

Más en Frontera

Leishmaniasis, una zoonosis en expansión

Argentina tiene zonas endémicas de la enfermedad en humanos y caninos.

Los fabricantes de vacunas contra HPV suministrarán vacunas para 84 millones de niñas

Cinco fabricantes de vacunas contra el HPV se comprometen a producir más vacunas para países en desarrollo.

El mundo está libre de la Peste Bovina, pero debe mantenerse alerta

La Peste Bovina o Rinderpest fue declarada erradicada del planeta en 2011.