Candida auris, el “super hongo” que pasó a ser una preocupación mundial

El CDC lo identificó como una amenaza urgente para la salud pública.

Es difícil de identificar con los métodos de laboratorio estándar y presenta resistencia a múltiples antimicóticos,

La resistencia a los antimicrobianos es un problema crítico de salud pública mundial. Solo en EE. UU., cada año, las bacterias y hongos resistentes a los antibióticos causan al menos un estimado de 2 868 700 infecciones y 35 900 muertes, a lo que se suman los 223 900 casos y 12 800 muertes por Clostridioides difficile, una bacteria relacionada con el uso de antibióticos y la resistencia a los antibióticos.

Recientemente, los CDC (Centers for Disease Control and Prevention) de EE. UU. dieron a conocer su reporte 2019 sobre las mayores amenazas y datos relativos a la resistencia a antimicrobianos. En el mismo identifica las resistencias que considera como amenazas urgentes, graves y preocupantes: un total de 18, con 5 amenazas urgentes, 11 consideradas como graves, 2 resistencias nuevas, con 3 amenazas en la lista de vigilancia.

Dentro de las amenazas urgentes se encuentra un hongo emergente, Candida auris (C. auris). Es difícil de identificar con los métodos de laboratorio estándar, también es difícil de tratar porque es resistente a múltiples antimicóticos comúnmente utilizados para tratar las infecciones por Candida, y, además, C. auris se propaga rápidamente en hospitales y hogares de ancianos, por lo que es importante identificar rápidamente el hongo en los pacientes y detener su proliferación. Como puede estar en la  piel del paciente sin causar infección, permite su propagación a otras personas. Algunos desinfectantes sanitarios comunes son suficientemente efectivos para eliminarlo.

La alarma comenzó en Panamá. Entre julio y septiembre de 2016, una infección ae extendió en la unidad de cuidados intensivos en uno de los hospitales más grandes del país. La infección afectó a nueve pacientes. El Ministerio de Salud de Panamá solicitó asistencia para responder al brote en la Oficina Regional de Centroamérica de los CDC.

Los CDC confirmaron, por primera vez, la presencia de C. auris en Panamá. Casi al mismo tiempo, se identificaron casos de C. auris en Colombia.

La mayoría de las muestras de C. auris eran resistentes a al menos uno de los tres tratamientos antimicóticos más utilizados.

C. auris, fue identificada por primera vez en Asia en el 2009. Comenzó a extenderse en los Estados Unidos en 2015. Los casos reportados aumentaron 318% en 2018 en comparación: 323 casos clínicos en 2018, 90% de aislados resistentes a al menos un antifúngico, 30% de aislados resistentes a al menos dos antifúngicos

En América del Sur, hasta febrero del 2019 se habían reportado casos solamente en Colombia y Venezuela.

Más en Frontera

La IAEA lanza una iniciativa para ayudar a prevenir futuras pandemias

El proyecto ZODIAC creará una red global de ayuda a laboratorios en la vigilancia, detección y control de enfermedades zoonóticas.

Leishmaniasis, una zoonosis en expansión

Argentina tiene zonas endémicas de la enfermedad en humanos y caninos.

Una versión biosimilar de rituximab es precalificada por la OMS

Celltrion, de Corea del Sur, logró la aprobación de su producto Truxima.